Alonso

Desmontando a Sabi

13 enero , 2012



Iker se ha hartado y nosotros le entendemos. Ha tenido un año duro. Un año de palmar una y otra vez contra el Barça, el equipo que recuerda al mundo que el Tito Flo y su club de Delincuentes son una gente peripatética. Desde que nació el Manita Team, el Madrid ha ganado al Barça un partido de 12, estadística digna del Mirandés. La Banda también ha arrancado tres empates de estos partidos; los tres dieron títulos al Barça.
El insomne marido de la Carbonero debería consolarse pensando en que hay alguien aún más atribulado que él por los continuos cruces contra el Barça: el elegante y cosmopolita Sabi Alonso. Es en su zona, la medular, donde el Barça lleva a cabo su estrategia de seek and destroy. Y es en estos clásicos donde ve peligrar la enorme mentira que ha edificado su fútbol.
En un tiempo lejano, Alonso llegó a marcar dos goles desde más allá del centro del campo en una misma temporada, hizo pensar en que tal vez acabaría siendo realmente grande. Pero se quedó por el camino. El donostiarra, hijo de culer, juega bien al primer toque y es el encargado de lanzar a la manada de contragolpeadores en que se ha convertido su equipo. Tiene un juego de posición decente. A menudo enseña los tacos. Y algunos días marca. Pero aún parece un Gago sobrealimentado. Inferior a Xavi, inferior a Iniesta, inferior a Busquets (aunque el analfabetismo campante le distinga con premios que Busi merece infinitamente más) y por supuesto, inferior a Sex. Puede que inferior a Thiago. Se nos antoja un trotón sin cintura que ante todo gusta de impactar el balón, cuerpo que contra el Barça no huele jamás, para acabar convertido en un miembro ilustre de la Fundación Khedira.
Cierto es que Del Bosque es hombre aseado, de dobles pivotes y rectas costumbres. Pero la titularidad de Sabi con España sigue siendo uno de los expedientes X más increíbles del fútbol mundial. A cada partido contra el Barça, Alonso ve más desnuda su mentira, porque la cuestión es simple: ¿Jugaría en el Barça? Sí. En enero, con Keita en África.

8 Comentarios

  1. Albert Martín Vidal

    13 enero, 2012 at 10:22

    Antes de la lesión de Villa, Servidor hizo campaña en Twitter contra su titularidad. Antes de la lesión de Fontàs, servidor denunció en Twitter que el amigo de Piqué pesa la friolera de 89 kilos. Prometo comedirme en un futuro.

  2. Anonymous

    13 enero, 2012 at 14:17

    con bojan no paso…

  3. Albert Martín Vidal

    13 enero, 2012 at 16:53

    Efectivamente, no pasó, porque en su inocencia, el autor de este bloj esperaba su súbita emancipación familiar.

  4. Albert Martín Vidal

    16 enero, 2012 at 12:04

    Insólita desmotivación cavernaria a dos días del Clásico. Piensen en algo bonito: en Alexis, sus esprints, sus derechazos. El Viagras es un gran mote, cosa que no se me haya reconocido.

  5. Diego

    16 enero, 2012 at 13:24

    Yo recuerdo otra frase antológica. Tras fallar Alexis dos ocasiones Josete suelta: la tercera… y un segundo más tarde la enchufa.

    Por cierto Albert, antes de que llegaras tuvo a bien llamar Cuenco al bueno de Cuenca xD

  6. Anonymous

    16 enero, 2012 at 14:41

    ayer no fue un buen partido del barcelona. jugó bien los primeros 15 minutos y los últimos 20.

    El resto los tiró a la basura. Creo que pegó más balonazos al aire que en las tres últimas temporadas.

    qué está pasando con la defensa de 3?

  7. Anonymous

    16 enero, 2012 at 15:14

    por cierto

    no tiene cierta parecido físico al Roncerdo?

    http://www.youtube.com/watch?v=D3VKyjbluAs&feature=player_embedded

  8. Albert Martín Vidal

    16 enero, 2012 at 15:59

    Totalmente fan de “Cuenco”. Sólo una mente estragada por el rol podría haberlo creado.

    Fan también de los comentaristas anónimos que hablan del “Barcelona”, aquí siempre hemos sido muy decimonónicos.

    La defensa de 3, bien, gracias. Rezamos con todas nuestras fuerzas para que no la ponga en el Cuernabéu.