Bandoleros

La matanza

30 abril , 2012

Van 165 millones de euros y fallan sendos penaltis. Casillas, enfrentado a su entrenador, trata de arreglarlo. Pero luego aparece Ramos y nos regala la carcajada del año. Liquida el asunto Schweinsteiger (del alemán, el  criador de cerdos), que culmina su autoprofecía con la ejecución del puerco más obeso del fútbol mundial.

Fue el epílogo europeo de La Banda. Más allá de la espesa nube de propaganda, sigue viviendo de su elefantiásico presupuesto y de contragolpes vertiginosos para ser el matón de patio de colegio que arrasa a los enclenques. Lleva así tres años y no parece dispuesto a cambiar. En toda la temporada -¡récords, gloria, la Liga!- ha jugado contra dos equipos grandes: Barça y Bayern. En total, ocho partidos. El saldo ya lo conocen: dos victorias acobardadas, dos empates inútiles, cuatro derrotas. Entre bávaros y catalanes le han echado de todas las competiciones del KO. Y sí, ganaron la Liga en el Camp Nou con una “exhibición” majestuosa inspirada en el inolvidable Viking Stavanger.

La trayectoria europea de La Banda merece capítulo aparte: se ha cruzado, atención, con el Olympique de Lyon (cuarto en el Championnat), Ajax y Dinamo de Zagreb (campeones en Holanda y Croacia), CSKA de Moscú (tercero en Rusia) y Apoel de Nicosia (tercero en Chipre). Pero más allá de los azares del sorteo, durante la década en que han buscado la décima, han llegado sólo a tres semifinales; en el mismo tiempo el Barça ha logrado ese número de títulos.

Y así, el rey del fast food del fútbol mundial, la cobardía táctica encarnada, ha encontrado su San Martín de cada año para recordarnos el abismo existente entre los equipitos que ganan ligas y los que permanecen en la memoria. El mismo que hay entre puercos y humanos: comparten el 93% de genes, pero hay que ser muy bestia para no apreciar la diferencia.

4 Comentarios

  1. Albert Martín Vidal

    30 abril, 2012 at 7:53

    Y seamos serios: el Pichichi de CR Ceja, ni de coña. Messi acaba el año con 70.

  2. Anonymous

    30 abril, 2012 at 8:23

    A cada cerdo le llega su sant Martin!
    No compensa la derrota ante el chelseabus, pero nos deja tranquilos ante la posible avalancha de comentarios merengues victoriosos.
    Rulo

  3. Albert Martín Vidal

    30 abril, 2012 at 10:26

    Será una Liga poco celebrada y menos recordada que el caño de Messi anoche para asistir a Keita. Y nuetra gran depresión, gracias al Bayern, la más corta de la historia.