Actitud

Zonas oscuras

27 septiembre , 2012

¡Fuera del agua, gorda! ¡Vete al psicólogo!”. “No vengas a hacerte la estrecha, si te has follado a todo lo que se mueve…”. “¡Trágatelo [el vómito], que aún te queda hora y media para terminar!”. Qué asunto fascinante, convendrán, el de los famosos métodos de Anna Tarrés, entrenadora de la selección española de natación sincronizada.


Ocurre que el consumo de deporte de alta competición es un vicio de la sociedad en que vivimos. Por esa razón, a menudo aparecen iluminados que se refieren a la necesidad de que los atletas “den ejemplo”, o aparece la Unicef y se le antoja patrocinar a un equipo donde juega Motta. Sandeces. El deporte de elite es una cosa muy cruda. No es necesario ver a Pepe en acción para recordar que competir es un ejercicio esencialmente idéntico al de destruir al oponente; también Xavi piensa en esos términos. 

Y no hay que olvidar que los que hacen de un juego o un entretenimiento su medio de vida a menudo han llegado arriba después de durísimos procesos darwinistas, en entornos envenenados por las envidias o la necesidad, con entrenadores psicópatas y en medio de todo tipo de intereses económicos; a menudo sobreviven a ello con evidentes taras. Y la elite ya es la guerra, donde el mobbing, el bullying otras barbaridades son simple rutina. 


El deporte profesional no es el lugar donde escandalizarse porque Messi abronca a Villa por no dársela al primer toque -gracias, Leo-, sino más bien el lugar donde arden pasiones, vanidades y esa turbia cuestión, embellecida por la literatura, que responde al nombre de afán de superación.  Ustedes deben saner que no es raro que en los maratones mueran atletas que creían estar retándose a sí mismos cuando en realidad lo que hacían era cabalgar hacia el colapso. Escuchen a ese poeta de la montaña llamado Kilian Jornet: “Cuando corres tantas horas, sabes que el dolor llegará, tienes que aprender a convivir con él”. ¿Apuntarían a sus hijos a unas inocentes clases de bádminton con don Kilian? ¿Les parece temible la dulce señorita Tarrés?


Son simplemente productos del deporte de elite, peones del espectáculo y la gloria. 

4 Comentarios

  1. Albert Martín Vidal

    27 septiembre, 2012 at 8:43

    Vendrán más historias sobre Kilian Jornet, no sufran. Es nuestro nuevo Seve.

  2. Nuñito de la Calzada

    29 septiembre, 2012 at 21:05

    Crec que Sex necessita una Anna Tarrés…

    I sobre l’assumpte, què haurien dit si és Mourinho qui li diu a algú: “te lo tragas y sigues corriendo”? Hi hauria hagut un aplaudiment general. Ací crec que un fet diferencial és ser un esport femení. No estan ben vistos estos mètodes…

  3. Marc

    29 septiembre, 2012 at 22:38

    Som com el Madrid de la remuntada de Capello.