El hombre

Pater Noster

6 noviembre , 2012

 

 
La família: cosa difícil i complicada“.
Josep Pla, El Quadern Gris

¿Alguno de ustedes se ha visto en el trance de controlar un balón manso ante la atenta mirada de su padre? ¿O ha asumido, acaso, el riesgo infinito de regatear a un jugador cuyos hijos están en la grada? Sabrán entonces que el resultado más habitual en el primer caso es que la pelota, endemoniada, acaba en un vergonzoso fuera de banda. En el segundo, uno acaba retorcido de dolor en el suelo.

La paternidad no es cosa fácil en el fútbol. Ahí están los penosos casos de los hijos de Pelé -portero frustrado acusado de narcotráfico-, Maradona -bastardo, preñado de rencor y refugiado en la cuarta división y el fútbol playa- o Cruyff -enchufado oficial del reino y fugaz héroe de quinceañeras-. En efecto, ser hijo de un genio es tarea complicada. Dalí dijo una vez que no había querido ser padre para no asfixiar con su talento a su prole. Picasso o Hemingway, menos hechos a la movida tántrica, convirtieron su descendencia en carne de Ana Rosa. Todo eso es conocido.

Lo que no sabíamos es que el nacimiento de Thiago conllevaría el horror insólito de ver a Messi sufriendo sobre el campo, como si fuera Simao Sabrosa o Geovanni Deiberson. La ansiedad que mostró el sábado ante el Celta, esa mezcla de necesidad del balón y aversión a él, no se veía desde sus inicios en el primer equipo, cuando estaba peleado con el gol.

No les voy a engañar. Preferiría que Messi no hubiera sido padre, como preferiría que hubiera nacido sin el engorro de los atributos masculinos o que viviera confinado en el Camp Nou con la única compañía de un balón y de su dorsal diez. Pero nos queda un consuelo: el nacimiento de su hijo da un nuevo sentido al Padre nuestro. Ensáyenlo pensando en él, resulta asombroso: verán que se les escapa una sonrisa y que tienen un nuevo hermano de nombre Thiago.

13 Comentarios

  1. Diego

    7 noviembre, 2012 at 8:18

    Pues según se ha visto llevaba un chupete en una “mitxeta”. Ojalá marque pronto y se le pase la obsesión.

  2. Marc

    7 noviembre, 2012 at 10:55

    Se l’ha d’entendre, no devia dormir en tota la puta nit. Esperem que Thiago surti santet, perquè si surt ploraner…

  3. Albert Martín Vidal

    7 noviembre, 2012 at 11:53

    Yo creo que de hoy no pasa el asunto. I no pateixis, Marc, que imagino que a Can Barça no són idiotes i tenen un regiment de cangurs disposats a no dormir mai més per preservar el bé comú.

  4. Five Fingers

    7 noviembre, 2012 at 13:27

    A la gent no li agrada que li posi el nom d’un talentós integrant de la plantilla d’aquest barça, perquè a les retransmissions faran la conyeta de “thiago.. messi.. i no ens referim al fill de l’amo” que costarà de treure’s de sobre.

    qüestió d’estètica.

  5. Albert Martín Vidal

    7 noviembre, 2012 at 14:29

    Christanval Messi Roccuzzo?

  6. Marc

    7 noviembre, 2012 at 19:21

    Bojan Messi!

  7. Albert Martín Vidal

    8 noviembre, 2012 at 10:27

    Una sort perdre un partit així:
    1) L’estafa Mascherano més visible.
    2) Serem primers de grup.
    3) Carnaval a Glasgow.
    4) Gol de Messi i punt i final a l’obsessió.
    5) Toc d’atenció per tots.

  8. Albert Martín Vidal

    8 noviembre, 2012 at 13:33

    ¿Lloraría si hubieran ganado a los Arbeloas?

    http://www.youtube.com/watch?v=r-s2vrmMsHo

  9. Anonymous

    8 noviembre, 2012 at 23:35

    Observo que la trayectoria de Xavi y su amistad con Casillas suponen inmunidad ante crímenes como el del 2-0.

  10. Anonymous

    9 noviembre, 2012 at 6:04

  11. Albert Martín Vidal

    9 noviembre, 2012 at 8:43

    Xavi se lleva ahí medio punto de culpa como un jefe. Pero el otro medio, para el central que peor mide los espacios de Europa.

    #autopistasjefesito

  12. tinchoo

    9 noviembre, 2012 at 18:50

    Como me gusta leerte…

  13. Albert Martín Vidal

    11 noviembre, 2012 at 13:11

    Siempre bienvenido, amigo.