El mito

1471: El año de La Bestia

30 diciembre , 2012
messi pulkga

Y el abuelo, mirando el póster, entre grandes esfuerzos y torsiones de la memoria, abrirá la boca al fin: “2012, año glorioso”. Sin Liga y sin Champions. Sin Intercontinental ni Supercopa de Europa. Cediendo un título en el Camp Nou ante el máximo rival, contra el que perdieron, por primera vez en años, dos choques directos.
“Glorioso”, repetirá. Y recordará cómo un equipo lastrado por la mayor sobredosis de títulos que haya conocido vestuario alguno sacó el orgullo y se puso remontar. Cómo un grupo que parecía listo para que le echaran la lápida peleó hasta reducir una distancia insuperable en Liga y amarró otra Copa. Sobre todo, rememorará que la ambición de un futbolista venció a una defensa deficitaria y superó a los grandes mitos del pasado.
Entonces ocurrirá.
Su Alzheimer aleteará al recordar la figura menuda de un futbolista que parecía dormitar sobre cualquier rincón del césped para, de repente, electrizar el partido. “La Pulga”, dirá, con una sonrisa de niño, “el mejor que hemos visto nunca”. Y sin previo aviso, contará que en 1471, con ese jugador, vio prodigios.
En su discurso trompicado aparecerán César y un tal Torpedo, Di Stéfano, Maradona, Pelé, Cruyff y varios Ronaldos. Hablará de milagros de última hora, maravillas impensables, remontadas en terreno hostil, el terror en el Averno. Dirá barbaridades, la familia se mirará incómoda mientras el abuelo jura que aquel 10 metió 50 goles en Liga y 91 en todo el año.
1471, dirá, fue un año en que los grandes títulos tuvieron espantosos campeones, instantáneamente olvidados. Un año en que el único remanso de arte estuvo alrededor del mejor centro del campo que se haya visto, un año en que el fútbol se enamoró para siempre del delantero final, el llamado a cerrar la historia de los grandes mitos.
El abuelo repetirá que “1471 fue un año glorioso”. Después apartará la manta, se levantará de su sillón y buscará con su mirada gris un viejo libro. Pasará páginas hasta encontrarlo. “El 1471 hi va haver una plaga de puces. Va ser l’any de la picor, que tothom gratava”. 2012, año glorioso, año de La Bestia. 

12 Comentarios

  1. Albert Martín Vidal

    30 diciembre, 2012 at 22:53

    Y que sigamos rascando por muchos años.

  2. Dani Solanes

    30 diciembre, 2012 at 23:39

    Gran Albert. Feliç Any, crack 🙂

  3. Marc

    31 diciembre, 2012 at 1:14

    Una vegada vaig llegir que no es podia posar Ronaldinho entre els grans perquè havien aguantat més d’un lustre a dalt de tot. Doncs bé, la criatura està ja en la cinquena temporada sent el millor i només té 25 anyets. Un parell de Champions més i un Mundial abans de retirar-se i ja no hi haurà discussió.

    Bon any!

  4. Albert Martín Vidal

    31 diciembre, 2012 at 12:32

    Sí, sí, una frase memorable que em va dir Cruyff. (Per cert, en properes dates tindrem una mica de cruyffisme en vena, si déu i La Noguera volen).

    Dit això, perdonin però avui, el futbol aeri, ens ha emocionat.

    http://www.as.com/baloncesto/video/liga-endesa-33-puntos-navarro/20121230dasdasbal_9/Ves

  5. Diego

    31 diciembre, 2012 at 13:25

    Vi el partido de basquet ayer. Navarro es el jugador con más talento de la última década en europa de largo. Lástima que físicamente nunca haya estado a la altura de su talento.

    Por cierto, feliz año a todos los cavernarios!

  6. Nuñito de la Calzada

    1 enero, 2013 at 20:22

    Diego, el físic de Navarro, precisament, és el que li permet fer els canvis de ritme que fa, el primer pas imparable, les fintes, els triples “que voy p’alante, pero que voy p’atrás”, etc. I les fascitis han passat per les millors cases (Rodrigo de la Fuente, de físic portentós i ètica de treball stajanovista, en va tenir).

  7. Albert Martín Vidal

    1 enero, 2013 at 22:50

    Decoro, señoras!

  8. Diego

    2 enero, 2013 at 13:43

    Quan deia físic em referia sobretot en l’àmbit defensiu. A l’NBA hi deuen haver 2 o 3 jugadors amb el seu talent però físicament no podria defensar a gairebé cap dels que juguen allà.

  9. Albert Martín Vidal

    3 enero, 2013 at 0:14

    Una réplica baloncestística más y habré fracasado como ser humano.

  10. Nuñito de la Calzada

    3 enero, 2013 at 16:33

    Sacrileg, Albert… És que tu no vas veure jugar Magic Johnson? Després d’això, el virus se t’innocula.

    Diego, totalment d’acord.

  11. Diego

    4 enero, 2013 at 17:44

    El virus de Magic Johnson? m’estic donant cops al braç per no fer un acudit de targeta vermella directa.

  12. Nuñito de la Calzada

    4 enero, 2013 at 19:10

    Quant de fan de Jordan que hi ha pel món…