Balón de oro

Encuentros en el Balón de Oro

7 enero , 2013

Pongamos que había trabajado en la cosa farmacéutica. Química legal, cuidados para abuelos, placebos, algo de cosmética… No poca miseria humana y una cierta voluntad de ayuda al prójimo. Pongamos que decidió dejar aquello, juntar sus ahorros y hacerse con un bar. Encontró uno apropiado. Con solera y clientela habitual. Además, el bar no tenía un nombre cualquiera, tenía un nombre sonoro y difícil de olvidar: el bar se llama Balón de Oro. Se lo quedó.

Pongamos ahora que todo ello ocurre en Barcelona e imaginemos que cuando nuestro farmacéutico lleva dos años fregando cada tarde el suelo de su bar, el barrio recibe un nuevo vecino. Al principio es una leyenda urbana, que luego se convierte en rumor y asciende toda la escala de las mentiras bíblicas hasta adquirir el estatus de verdad completa: Leo Messi vive ahí mismo.

Pongamos que el Balón de Oro es el bar más cercano a la morada terrenal del Dios del fútbol. Pongamos que cualquier mañana, el único mortal con cuatro esferas doradas en su vitrina decide tomarse un café. Cuando entre en ese local, no habrá en ese instante ni una brizna de casualidad: será un triunfo de la incierta ley de la atracción entre cuerpos dorados.

No me dirán que Barcelona no es una ciudad maravillosa. No me dirán que Messi no es poético hasta en el café con leche.

10 Comentarios

  1. Albert Martín Vidal

    7 enero, 2013 at 21:04

    Y puesto que la casualidad no existe, precisamente hoy puedo invitarles a leer la mejor historia que he tenido la suerte de encontrar en esto del periodismo. Les llevará tiempo, pero vale la pena.

    http://www.eldiario.es/libero/LEO-MESSI_6_87901214.html

  2. Diego

    9 enero, 2013 at 8:22

    Lo del bar es cierto? es un historión!

  3. Albert Martín Vidal

    9 enero, 2013 at 8:44

    Martín, rigor.

    Esta mañana les he visitado. Esta tarde os amplío detalles.

  4. Anonymous

    11 enero, 2013 at 5:44

    El resblón de Alexis, para enmarcar.

  5. Albert Martín Vidal

    11 enero, 2013 at 22:37

    Llegado el día titularemos:

    ‘Wembley fue Tocopilla’

  6. Albert Martín Vidal

    12 enero, 2013 at 10:35

    Acabo de habalr con Xavi, el propietario del Balón de Oro y protagonista de esta historia. Un tío estupendo, encantado de haber dejado la cosa farmacéutica y que nos promete que nos informará en cuanto se produja el encuentro.

    A día de hoy, Leo no ha cruzado aún las puertas de SU bar.

  7. Nuñito de la Calzada

    14 enero, 2013 at 8:25

  8. Albert Martín Vidal

    14 enero, 2013 at 11:58

    Quina exhibició coral ahir. Només va faltar la cara de desesperació de Rooney.

  9. Albert Martín Vidal

    14 enero, 2013 at 16:31

    Con el idiota de la Barretina y peña de esa se pasa vergüenza. Pero no somos los únicos. OJO AL DEMÓCRATA.

    http://www.youtube.com/watch?v=XA6vrQcANmw

  10. Nuñito de la Calzada

    14 enero, 2013 at 20:09

    Per cert, molt de DeMichelis i la seua sinceritat.