Florentino

Una bonita amistad

5 julio , 2013

Rosell-Florentino_Perez

Imaginen que Rosell fuera presidente del Barça sin unas elecciones que le avalasen.

Imaginen que la gran apuesta del club en los últimos tres años hubiese sido un entrenador de la talla de  Migueli que se hubiera largado con una inversión récord y tres tristes títulos mientras al otro lado de la trinchera La Banda acumulaba 15 títulos y el reconocimiento unánime del planeta fútbol.

Imaginen ahora que Rosell no admitiera el fracaso de su todopoderoso y bigotudo entrenador, pero simultáneamente cambiara de discurso con una llamada al “fútbol espectáculo” eligiendo a un técnico de asombradas cejas, sanas costumbres y abundante pachorra, llamémosle Rexach.

Imaginen que el nuestro fuera un vestuario roto donde los pesos pesados no se dirigen la palabra.
Imaginen, por un momento, no tener atada la renovación de Messi mientras una legión de jeques suspiran por él. Imaginen a La Bestia Parda tirándole los tejos al United aprovechando que no llega el nuevo contrato.

Imaginen que un Madrid ya superior en todo nos hubiera quitado el fichaje de Neymar, el nuevo fenómeno, a quien en su día ya veíamos con nuestros colores. Imaginen que para olvidar el disgusto, nuestro presidente diera un volantazo y se lanzara a una política de fichajes radicalmente opuesta a la que siguió siempre, apostando por jugadores jóvenes, canteranos y españoles (un día escribiremos sobre la españolidad del fútbol: ¿qué cojones será eso? ¿Jugar con un tricornio? ¿Montar una pachanga de peña en chándal contra tíos en chanclas en Marina d’Or? Profunda cuestión ésta).

Imaginen más: imaginen que cuando al fin fichamos a un crack, el mundo supiera que es un acérrimo del Madrid y que a su perro le puso Cristiano. Imaginen que para dar credibilidad a la cosa rescatáramos a un mito del pasado para hacerle director deportivo, pero que al final el tío decidiera ser segundo entrenador.

¿Saben qué pensarían en este escenario apocalíptico? Pensarían que menudo verano infernal. Pensarían que ojalá el Atlético esté fuerte, porque en caso contrario el enemigo, con Messi, Iniesta, Xavi, Neymar y compañía, celebrará la rúa de la Liga exactamente coincidiendo con la cabalgata de los Reyes Magos, en una bonita comunión de cerveza, caramelos, pelucas y excesos.

Pensarían que menuda ganga de presidente. Y dirían, Rosell-Florentino, Florentino-Rosell, qué bonita amistad.

4 Comentarios

  1. Albert Martín Vidal

    5 julio, 2013 at 9:18

    No se lo tomen, todavía, como un pronóstico liguero. Pero esto ya lo hemos visto, amigos; nosotros también fichamos, en una noche muy oscura y remota, a Alfonsos y Gerards y Saviolas.

  2. Rodaballo

    5 julio, 2013 at 11:31

    Una cosa que nos diferencia bien es la capacidad de crítica que tenemos. Eso nos hace mejores que ellos.

    Por eso voy a emitir una opinión. Creo que si hacemos la comparación entre fichajes recientes de la Banda y del FCB, los de la Banda salen ganando. Quizás no en proporción, porque el Barça no ha necesitado fichar tanto como ellos. Pero sí nos ganan en otras cosas, como en la efectividad de sus fichajes (sin mirar el dinero):
    Ejemplos de buenos fiches: Diego López, Varane, Khedira, Ozil, Modric. Y no sé si incluso Benzema. Ya no hablo de C3PO, que come aparte. Además aún falta ver cómo se adapta, pero Isco puede ser un pedazo de fichaje.
    En el FCB, buenos fichajes recientes: Adriano… cojonudo, Alba… cojonudo, Villa… ok, Masche… ok, Alexis… no-sé-qué-pensar-aún, Afellay… ay-pobre!, Chigro… ayayay!, Ibra… nocomment, Sex… …nivel sex, Song… quiénsabedónde. Y Neymar, veremos qué tal pero ojalá que nos En fin que no sé si la comparación tiene sentido, pero creo que ellos han tenido mejor “suerte” en esto.

  3. Arnau

    5 julio, 2013 at 13:55

    El problema de la Banda fue que cuando invirtieron más de 250 millones en un año (“hay que hacer en un año lo de tres”, recuerdan?) pues al poco se hizo cargo del equipo un vulgar energúmeno que mejor le hubiera ido en hacerse cargo de una turba de legionarios, que es para lo único que sirve, para arengar en contra del supuesto “enemigo”. Porque está claro que un grupo de deportistas no le duran, no sin antes destrozarlos física y anímicamente, más que un par de años.

    Gracias Floren.

  4. xevi007

    9 julio, 2013 at 20:09

    Ay…si habesim tingut una miquetaaaa de paciencia amb Chygrynsky…aquets era el central. I Bartra clar.