Actitud

‘Marta, porta’l al cine’

18 noviembre , 2013

Después de más de 3.000 conciertos, un cuarteto de cuerda que ha llenado teatros en todo el mundo se enfrenta a su fin. Tras los músicos hay personas, toda una inconveniencia. La edad y la salud pasan factura al líder espiritual del grupo y su retirada es inminente. Al hecho biológico sigue algo más devastador: el eterno número dos, el perfecto jugador de equipo, reclama más espacio. Pero el virtuoso, el jefe, defiende su estatus con brutalidad. No acaba ahí la cosa. La pareja sobre la que se fundamentaba el grupo rompe tras lustros de intimidad. Tampoco faltan las discusiones sobre quién debería llenar el vacío del líder saliente. Y por supuesto, se discute la idea madre de un cuarteto que había ganado su prestigio en lo colectivo. En efecto, por la puerta asoman los dos jinetes del apocalipsis, el ego y la desidia. 

En un fin de semana de aguaceros y en un país donde la lluvia no sabe llover, meterse en el cine a ver A late quartet (El último concierto) es un auténtico ejercicio de melancolía culé. Abonados como estamos al espectáculo de un mundo que se nos hunde a pedazos, la experiencia resulta dolorosa. La película discurre en un Nueva York nevado, y es inevitable pensar en la calva de Guardiola, en Buenaventura, Ricart, Abidal, Tito y compañía. Uno sufre, entre acordes attacca, por la inminente separación entre Iniesta y Valdés, las dificultades para que renueve el Balón de Plata de 2010. Uno compadece a este Puyol sin fuerzas para dejar la casa arreglada, uno se hiela cuando recuerda que el primer capitán faltó a la boda del segundo. Uno ve a Messi impávido en su trono.

Pero el filme no sólo depara sufrimiento, también hay cierto alivio. La historia nos recuerda que la música no suena eternamente. Y uno bien puede concluir que la peripecia de este equipo, en su eclosión, su esplendor y  su caída, es la de unos artistas que durante años triunfaron en la generosidad y que sólo sucumbieron porque también eran personas. Les gustará saber que las resonancias fúnebres de la película no son casuales: A late quartet gira en torno al Opus 131 que Beethoven concluyó en sus últimos meses de vida; es la pieza que Schubert pidió escuchar en el lecho de muerte. 

Coda. La cosa incluye moraleja. Sugiere algo chocante. Que un equipo, aunque cambie de caras, puede sobrevivir si se aferra a su esencia. Lo dicho: Martaporta’l al cine.

7 Comentarios

  1. admin

    18 noviembre, 2013 at 0:24

    Tal vez se les escapen de dónde sale esa invitación al mundo del séptimo arte. Emilio Pérez de Rozas lo explicó en su día.

    http://www.sport.es/es/noticias/emilio-perez-de-rozas/20091016/maria-lluisa-portal-cine/print-809507.shtml

  2. Tolstoi

    18 noviembre, 2013 at 13:59

    Si estimado Albert! Esto es lo realmente triste. Si bien todos sabemos que el fútbol al fin y al cabo es solo un juego, y su naturaleza como es lógico conlleva un grado de azar, que es el que al final hace campeón o no al deportista que lo practica. No es por eso menos cierto que la buena gestión deportiva de los deportistas y sus recursos, del equipo, reduce ese grado de azar a la mínima expresión posible. Eso es lo que desmoraliza y genera: Hastió, impotencia y tristeza. Ver como se cometen los mismos errores en la gestión del equipo generación tras generación de mandatarios como en un maldito eterno retorno nietzscheriano. Obviando sesudos y preclaros análisis a posteriori de expertos y periodistas de todas las crisis de la plantilla que ha habido y habrá, la mayoría de las cuales se basaban como la actual en la necesaria y vital renovación de la plantilla, apartar a las viejas glorias, y a los fichajes erróneos y promocionar adecuadamente a gente de la casa y traer fichajes que sumasen, renovar el hambre de títulos, de compromiso y de esfuerzo. En lugar de eso tenemos a los diplodocus del “Moc-Moc Clan”: Xavi y Puyol, incrustados en el equipo, ,negándose a aceptar el inexorable paso del tiempo, y haciendo de tapón a jóvenes talentos, al Guadiana Sex, hoy juego, hoy me borro, porque aquí mando yo, y al sinvergüenza de turno del “Shakiro” , living la vida loca, amén de negándole entre todos la jerarquía al mejor jugador de fútbol de la historia de la península ibérica, alguien que es aún más buena persona que gran futbolista, siendo el mejor de todos los tiempos. Esto es lo que es intolerable! Pero es que en este pútrido país nadie reconoce su incapacidad, si Rosell fuera hombre que respondiera a tal sustantivo (algo que a lo que muy pocos en la clase empresarial española pueden responder), reconocería que con sus capacidades de gestión, los recursos y la situación financiera en el actual mundo del fútbol del Barça, y sus habilidades y los de su equipo, no están capacitados para llevar a cabo la limpieza y regeneración que necesita la primera plantilla del equipo, dentro siempre de los canones del estilo de juego barcelonista. En lugar de eso cuando llegue el tiempo de “ganarse las garrofes” entre Marzo y Mayo, contra equipos de verdad con cara y ojos, veremos como sucede lo del año pasado, patetismo e humillación, después de un par de años de tedio futbolístico (es vergonzoso que aparezca el “abuelo” Xavi en una entrevista este fin de semana, defendiendo que el juego del Barça actual no te hunde en el tedio, cuando han decidido sacrificar a las ovejas en los mataderos mediante el visionado de los partidos del Barça con la más alta posesión plana), y con poco que espabilen el Atletí y el Madrizzz tampoco veremos el título de liga. Una temporada en blanco, aburrida, tediosa, desesperante, para deprisa y corriendo los mismos que en tres años no supieron, ni pudieron fichar a un central, renueven la plantilla, a tontas y a locas, fichajes erróneas, con salidas de jugadores válidos y sacrificados, para que las rémoras y garrapatas con largos historiales de gloria sigan en el club y nos conduzcan a un nuevo naufragio. Y mientras sus palmeros de la prensa “oficialistas” bailándoles el agua y riéndoles las gracias.

  3. Diego

    19 noviembre, 2013 at 9:35

    Yo ya dije la temporada pasada que el gran problema que tiene ahora el Barça son Xavi e Iniesta. Parece un sacrilegio decirlo pero es lo que pienso. Defensivamente ya no tapan y roban como antes, incluso Cesc lucha más en esa faceta. Ofensivamente ya no son tan determinantes como antes. Creo que han de sentir que no tienen el puesto asegurado para que sean capaces, si es que pueden, de volver al nivel de antes. Iniesta quizá sí tenga para un par de años más pero Xavi ha de ir dejando paso a alguien más joven.

    Históricamente todos los equipos triunfadores han tenido problemas para renovar su plantilla. Cuesta echar a quien te ha dado tanto y los propios jugadores ya se sienten mayores para empezar una aventura en otro sitio.

  4. admin

    19 noviembre, 2013 at 9:38

    Amigo Lev: ¿de verdad cree que es un problema de incapacidad? Es que quieren acabar con todo atisbo de Cruyffismo. Así de fácil. Ni siquiera es un tema financiero, porque de hecho para cambiar el equipo lo único que de verdad hacen falta son cuatro bajas.

  5. admin

    19 noviembre, 2013 at 9:42

    Creo que Iniesta va a jugar mucho mejor de lo que está haciendo hasta ahora. Pero mucho, muchísimo. Y seamos honestos: a Xavi no se le puede sustituir ahora mismo. Sí, Thiago 24 millones.

  6. Tolstoi

    19 noviembre, 2013 at 11:30

    Estimado Albert! No creo que todo sea rencor cainita culé. Creo en la patente incapacidad de los elementos de esta junta. El director técnico es un señor que en su “haber” como tal, solo tiene haberlo sido antes del Athletic (un equipo que por su idiosincrasia busca sus jugadores entre los equipos de segunda A para abajo), con más pena que gloria, nadie le lloro cuando se fue. Ya ha demostrado su infinita incapacidad en el fallido fichaje de un central, en la marcha del mejor volante organizador de Europa sub-21, a la que se le sumara la pérdida por su ineptitud del mejor portero de la historia del Futbol Club Barcelona, (Valdés fue un invento de Van Gaal, poco o nada le toca de Cruyff) con eso todo queda dicho (Y atención que el mejor portero joven de Europa, ese del que se está hablando hace meses, va a acabar en la Juve!!!). Por otra parte el actual presidente en materia de fichajes, solo sabe intervenir exitosamente cuando se trata de Brasileños (el mercado de sus negocios privados) como ya demostró en su etapa de vicepresidente. El problema es que los Brasileños de hoy, están a años luz de los de hace una década, son jugadores físicos, leñeros y sin magia, que no encajan en el estilo Barça. Si a esto añades las nulas dotes para descubrir talentos de todos los que están en esa junta y sus adláteres, que les lleva a perseguir como objetivos, a jugadores del subcampeón de Europa, o de equipos de nuevos ricos, o al archiconocido estafador del Barça, Arsené Wenger, pues entre todos elevan a los altares a la “portera de Nuñez”. A esto además hay que sumarle para más Inri, que Rosell no tiene ni mucha, ni poca, sino ninguna influencia en el mundo financiero, como para encontrar el respaldo, el aval para afrontar con garantías los costes carísimos que suponen los fichajes de los objetivos aquí marcados. Es decir que dimitan, que ni saben, ni pueden, ni valen.

    Por otro lado estimado Albert, todos los que tenemos memoria culé, sabemos de esa fobia culé del “hombre insustituible”. Se ha vivido innumerables veces, se fue Urriticoechea que era insustituible y hasta que se ubicó Zubizarreta fue el apocalipsis, lo mismo paso con Migueli en la zaga. Con Schuster en el medio campo, Milla duro un suspiro, y hasta que no salió Guardiola y se asentó se añoro a Schuster como insustituible, cuando se fue Guardiola fue un dramón, y el puesto se llevó por delante a Celades y a De la Peña y casi acaba con Xavi en el Milán. La marcha de Valdés va a generar otra catarsis de este tipo el año que viene, en una de las posiciones más determinantes, o mucho me equivoco o con estos “payasos” de junta, habrá de pasar más de un portero hasta que se encuentre el que se adapte y haga olvidar a Valdés. Pero yo personalmente no creo en el “hombre insustituible” (porque la historia del fútbol y del deporte así me lo certifica), y mucho menos en el puesto de Xavi, que es el puesto de referencia, el más trabajado y el que más jugadores de máximo nivel genera la cantera del Barça. Creo que a pesar de la gran baja que supone Thiago, hay jugadores dentro de la plantilla y la cantera del equipo, y fuera en el mundo fútbol, para suplir a Xavi, con diferentes variantes y más que con garantías. Siempre que el clan “Moc-Moc” no bloquee esta opción, porque no quiera más competencia que les deje en evidencia. Pero desde un punto de vista del aficionado, continuar viendo a Xavi arrastrarse en algunas fases de los partidos, y abusar de los pases horizontales ad vomitum, porque se le ha acabado la gasolina física y mental, además de un suplicio, es un billete seguro al fracaso.

    Estimado Don Diego. Yo a Sex solo lo he visto correr hacía arriba, hacia abajo nunca o casi nunca. Tenemos una suerte en el Barça con Iniesta, que muy probablemente nunca más tendremos, un jugador de su nivel (el mejor jugador español de todos los tiempos probablemente) hace rato que habría fichado por el Manchester, donde lo idolatran, para ganar como Leo Messi, y jugar todos los partidos sin que le toquen los cojones la camarilla del presidente. Pero aún y así , Iniesta es humano, y aunque no dice nada, no le tiene que hacer ninguna gracia, ni motivarle un carajo, tener que estar de aguador de un don “Nadie” absoluto como “Sex”, tener que verse sacrificado dos años seguidos que van ya, a jugar de lo que haga falta, como cuando empezó, cuando él, y todo el planeta fútbol sabe que el sitio del mejor rendimiento de Iniesta es de centrocampista interior, pues para que el señor Sex tenga sitio y protagonismo, Iniesta al banquillo o a jugar de medio-lateral, medio-extremo, o de perrito piloto, a ver como los partidos se han convertido en un correcalles, en el que da más de dos toques, aunque luego drible a dos o tres, acaba con sus huesos en el banco. Eso es lo que le pasa a Iniesta. Pero como a Iniesta le gusta rivalizar con Gandhi en lo de ser buena persona no saca los pies del tiesto. Pero claro refleja su estado de ánimo cuando juega. Y encima le va a tocar aguantar supuestas campañas en contra de que se reserva para el mundial, o de que está acabado, o verse en el escaparate para financiar con su venta, otro gran fichaje brasileño del “presidente”. Y sino tiempo al tiempo!

  7. Desde los madriles

    21 noviembre, 2013 at 14:31

    Relajen el esfinter que ya vuelve la liga. Gracias a Dios!

    Bendito trabajo. Como se ve quien gana en los despachos de toda la vida…