Actitud

El año que despertamos

30 diciembre , 2013

Acaba 2013 y el barcelonismo respira aliviado, como sólo se respira a la salida de un tanatorio. Tras un ciclo que se alargó desde 2008 hasta 2012, éste fue el año en que se nos acabó el amor, en que sonó el despertador, en que nos humanizamos y volvimos al lodo. No es fácil ver el mundo tras el mejor lustro futbolístico de nuestra historia, puede que de todas las historias. Temíamos este momento y al final llegó; fue tan malo como esperábamos.

Ha sido en 2013 cuando el gran Barça abandonó la medular y se refugió en las áreas, como si lo entrenara Fabio Capello. El sometimiento por el toque y la presión en el área rival se desvaneció; en su lugar apareció un mal sucedáneo, un pasacalles que sólo engañó a los que quisieron engañarse. En efecto, este Barça bien lo habría firmado Florentino: jugó a lo que todos pero con mejores jugadores. Un método perfecto para ganar a los pequeños, fracasar con los grandes y aburrir a los paladares educados.

Ha sido el año en que el Bayern nos devolvió de un sopapo al pelotón. No por esos siete goles, siete, sino por el hambre y la fe de sus jugadores. Eso éramos nosotros. Hambre y fe -y un juego maravilloso-. Conviene recordar también que fuimos menos malos que La Banda y que por esa razón nos llevamos la Liga; tuvimos la íntima satisfacción de ver partir a Mourinho sin más títulos con los que maquillar su farsa. Con un fútbol del montón y el vestuario al trote cochinero fuimos campeones, aunque tal vez habría sido mejor acabar sextos. 

Porque en verano todo siguió igual. Llegó esa maravilla llamada Neymar, pero no se fichó a un solo jugador que amenazara a las vacas sagradas. Se optó por no incorporar centrales a pesar de las miserias de la dupla Piqué-Mascherano y a pesar también de la florida necrológica que llevaba estampada Puyol en las rodillas. Tampoco se fichó a ningún centrocampista que pudiera suplir o espolear a Xavi, al contrario, se vendió a Thiago y se le dio patada a Abidal.   

Fue precisamente el ignominioso adiós al 22 francés el que nos hizo comprender la magnitud de la tragedia. Fue la decisión más infame de esta junta, aunque no la más genuinamente neonuñista. Ese honor le correspondió al vicepresidente de los dineros, Faus, que cuestionó públicamente a Messi en plena campaña para construir un nuevo Camp Nou. Todo muy edificante y eighty precisamente en el año en que Barça TV se tiró a la parafilia y dedicó horas y más horas a glorias como Krankl, Quini o Archibald.   

De este 2013 rescataremos unos pocos momentos de fútbol. Con el número tres, aquella heroica aparición de un Messi cojo ante el PSG para levantar al Camp Nou y eliminar a los qataríes (a los otros qataríes). Con el número dos, la suave vaselina de Alexis a La Banda. Y como único momento verdaderamente digno de la memoria de este equipo, el 4-0 al Milan, la última carga de los rohirrim, con dos asistencias de Xavi y una actuación extraterrestre de La Bestia Parda. Fue ese doloroso instante en que, por cómo le daba la luz o por un gesto que hizo, la petarda de nuestra nueva novia nos recordó a aquel gran amor

Un minuto después, sonó el despertador.

9 Comentarios

  1. admin

    30 diciembre, 2013 at 15:23

    Disculpen que no haya entrado en el debate sobre Messi. Sólo quiero añadir que es Dios nuestro señor y que aquí le esperamos cuando acabe el Mundial.

    Por lo demás, les diré que he visto el documental La mariposa voraz, sobre Neymar, y que es un truño serio.

  2. El Gato

    30 diciembre, 2013 at 15:41

    El 4-0 al Milan… Tot i que la cosa al final va acabar com va acabar contra el Bayern, amb una humiliació en tota regla, he de confessar que aquell partit el vaig acabar comprant en DVD… Potser sóc un il·lús, però tot i que el joc del Barça hagi baixat des d’un punt de vista estètic, donant en els darrers temps només algunes pinzellades esporàdiques del que va ser, encara tinc confiança en sumar la cinquena abans de que caigui La Décima… I la sisena, i la setena… No hi puc fer més 😉

  3. Nuñito de la Calzada

    30 diciembre, 2013 at 16:31

    Un post brillant. Jo espere Dé Nostre Senyor també abans del Mundial, perquè,xsi no, ho tenim molt magre…

  4. Charlie

    31 diciembre, 2013 at 0:15

    D’acord amb quasi tot (sobretot tema Abi), menys a que em tornis a colar la vaselineta…aquell va ser un dia infam on realment el barça i el madrid es van intercanviar les papers…
    Bon any maco!

    • admin

      2 enero, 2014 at 16:42

      Parlarem d’aquest tema fins a mitjans de novembre de 2054. Avisat queda!

  5. Desde los madriles

    1 enero, 2014 at 17:18

    Feliz anho para todos. Un deseo para este nuevo anho: Thiago Silva o Felipe Luiz o como se llame. Y Bartra y Pique ganandose las lentejas. Lo demas creo que puede esperar. Pero que los de abajo no se carguen lo que hacen los de arriba, lo primero.

  6. Nuñito de la Calzada

    2 enero, 2014 at 16:33

    Urgeix una entrada sobre Piqué com a comunicador/manipulador de masses. Com a futbolista, més que una entrada, ja va tocant una necrològica. Després de la de l’home ós, és imprescindible per a poder començar l’any amb pau espiritual. Sobretot després de veure que han passar el Cap d’Any de celebració conjunta. Gràcies.

    • admin

      2 enero, 2014 at 16:42

      “Nos atacan de todas partes” és el nou “no volen que el Barcelona sigui gran”.

  7. Nuñito de la Calzada

    2 enero, 2014 at 21:26

    La lectura en positiu és que “de todas partes” no exclou la Junta actual. 🙂