Mundial

Pelota para Torquemada

1 julio , 2014

 La sanción a Suárez ha vuelto a poner de manifiesto el tremendo poder que están adquiriendo los buenistas y los tecnólogos en el mundo del fútbol. Efectivamente, parece que hay gente encantada con la idea de que eso a que jugamos en las plazas, en los patios de los colegios y en las playas se parezca cada vez más a la infame Fórmula 1. Son esa gente que al beber agua le llama hidratarse, que al cooling break no le llama pollez y que tras los chutes al larguero en vez de soltar sonoras blasfemias pide una repetición para emitir juicio. 

Se han dicho estos días muchas cosas sobre la sanción al monumental nueve uruguayo: que es reincidente, que está loco, algo de la educación de los niños, que el pobre Chiellini a punto estuvo de morir desangrado. Bostezos e hipocresía; no se dijo la principal: los dirigentes de la FIFA viven con el apuro y la mala conciencia de saber que ya nadie en el mundo ignora sus prácticas corruptas y por esa razón, hasta que lleguen a los tribunales, les conviene silbar y comportarse como rectísimos jueces de silla de una final de Wimbledon.

Sin embargo, estos señores están creando escuela. Durante la disputa de los apasionantes octavos de final de este Mundial absolutamente memorable y que tiene, además, la gracia añadida de saber que Sabi Alonso y Sex llevan días en casa, los hinchas han sacado a la luz al fiscal que llevaban dentro. “Robben se tira, que le caigan diez meses”. “No es fuera de juego, que sancionen al línier dos años”. “En esa falta hay mucha mala fe, que no vuelva a jugar en su vida”. Semejante vocación censora resulta sobrecogedora. Esa pulsión y ese rigor nos llevan de cabeza a un mundo sin fútbol, ni diversión; al mundo soñado por aquel energúmeno que imponía a su señora castigos de los de “si llegas después de las 22.00, aquí no se folla”. 

Uno lo piensa bien y comprende la honda impronta cultural que dejó Torquemada en este país. Desde que ocurrió lo de Suárez, los bares se han llenado de severos leguleyos, jurisperitos, magistrados del Constitucional y de eso que los reclusos suelen llamar verdugos, término que alcanza a absolutamente todo el que haya cobrado durante el penoso proceso que les ha llevado a prisión. Para esa gente podríamos crearse un Mundial de togados en que al menor contacto se activa un sensor electromagnético y -¡ssssht!- el infractor fenece electrocutado al instante. 

No pierdan de vista a esos Torquemadas. Un día fueron niños que cuando jugaban a policías y ladrones querían ser polis; cuando había indios y vaqueros abrazaban la causa yanqui; cuando rodaba el balón querían ser árbitros. Esa gente es sospechosa de todos los crímenes y de uno por encima de todos los demás: el de no comprender la naturaleza bárbara del rey de todos los deportes, cosa que equivale, en definitiva, a no recordar las raíces simiescas del ser humano.

10 Comentarios

  1. admin

    1 julio, 2014 at 8:28

    No quisiera dramatizar, pero hubo un tiempo en que La Banda se dedicaba a fichar estrellones de delanteros mientras nosotros mejorábamos pieza a pieza nuestro centro del campo. Esto de Kroos, amigos, huele a que alguien en la Meseta, por fin, se ha dado cuenta de dónde está el camino. Agárrense fuerte, que conduce Bartomeu.

  2. Romerito

    1 julio, 2014 at 20:41

    El teu “mundo sin futbol” no es el de la FIFA en els despatxos ni el de la corrupcio ni el del Ojo del Aguila, sobretot perque a la tele, 11 contra 11, ni els despatxos ni els obesos de la FIFA ensenyen les cuixes. El “mundo sin futbol” son les protestes continues dels jugadors en cada falta, la reclamacio continua del “jo no he tocat la pilota ultim” i, sobretot, el virus del Teatre, la Pantomima i la Charlotada que a cada partit interpreta la Troupe de Pallassos que es tiren a terra, volen, fan cabrioles impossibles a l’aire, obren les cames, cauen i finalment MOREN a sobre l’herba. Un virus que trenca partits i et fa perdre les ganes de veure mes futbol. La verdadera corrupcio de l’esport: tots sabem qui son. Neymar, Robben i Diego Costa son nomes els que porten la bandera.

  3. admin

    2 julio, 2014 at 0:16

    No comparteixo aquesta fòbia, amic Romerito. Sí estic en contra de la gent que mai fingiria una agressió i mai cantaria així un gol.

    http://as.com/videos/2014/07/01/portada/1404251432_445720.html

  4. admin

    2 julio, 2014 at 0:17

    • Romerito

      3 julio, 2014 at 17:36

      Raons de molt poc pes per defensar una postura no gens clara (la de l’admin d’aquest xiringo) respecte l’epidemia mes bestia de la historia del fumbol … sorry, no cola.

      • gonzny

        3 julio, 2014 at 18:53

        Aquí va una alternativa mucho más acorde a su impecable gusto y educación. Pura limpieza:

        http://www.youtube.com/watch?v=ryn3yrW0Vw8#t=1m03s

        P.S. Curioso que no mencione a Di María ni a Cristy también entre sus porta-estandartes.

        • Pep

          3 julio, 2014 at 21:56

          Impecable.

  5. Joan

    2 julio, 2014 at 23:41

    A Anglaterra diuen que el Barça prepara una oferta de 70 milions de lliures per Suárez… Què voleu que us digui nois, a mi tot això em fa la pinta que Winter is coming a can Barça. I a més la FIFA s’ha carregat la recopa. Ja no sé què guanyarem els propers anys…

    • Joan

      2 julio, 2014 at 23:43

      La UEFA perdoneu.

  6. Nuñito de la Calzada

    4 julio, 2014 at 6:10

    A mi m’interessa més el plantejament anglès (ja que parlem d’orígens): durs, però honrats. Anar a tot, però no enganyar ni simular.

    I en clau d’actualitat, putada per a Valdés. I més putada, que hi haja barcelonistes que li passen factures al millor porter que hem tingut.