El hombre

Perder con Leo

17 julio , 2014

Pocas derrotas tan absolutas ha sufrido el barcelonismo como la que cosechó el pasado domingo un equipo vestido de azul absurdo. Jugaba Messi y perdió el título con que el pueblo azulgrana -el de verdad, ése al que le gusta el fútbol- ha venido soñando desde 2009. La derrota de Argentina es sin duda la más dolorosa y aleccionadora de los últimos dos años: ya habíamos asumido que Piqué y Sex son dos jetas, que sin Valdés la defensa se hunde, que Zubizarreta es un incapaz y que la mitad de los que iban con la Camacha están tan saciados que seguramente necesitan ayuda hasta para ponerse el peto. Lo que no sabíamos es que Leo es humano y que llegaría el día en que perdería, ni más ni menos, el partido de partidos.  

Con Messi aprendimos a sabernos ganadores en cualquier situación por desesperada que fuera. Aprendimos a sentirnos infinitamente superiores incluso en las derrotas. Sentimos cada día desde septiembre de 2008 que el fútbol nos había hecho el regalo que sólo se otorga a un pueblo elegido. Messi, disculpen el spot, nos tatuó en el pecho que Impossible is nothing

Este deporte ha sido injusto con La Bestia Parda, el quinto grande y el futbolista que en esta era moderna ha sostenido durante más tiempo un estado de forma sobrenatural. Ahí queda su leyenda desde entonces, en campeonatos, en trofeos individuales, en récords, en gestas y en esa catarata semanal de arte. Pero sigue sin el título más grande porque en 2010 Argentina era un equipo desnudo y sin fe y porque en 2014 el mito se había convertido en hombre. 

Hasta ahí el dolor. Quedan las lecciones. 

Los que queremos a La Bestia como a un hermano pequeño sabemos que lleva dos años con papada. Y uno entero sin estar físicamente fino. Ahí están sus continuas lesiones y su ruptura con Juanjo Brau, que le pidió que perdiera un kilo y eso fue suficiente para que desapareciera de la sombra del astro. Ya conocen la pregunta más escuchada durante el gran Mundial que ha jugado: ¿Pero qué cojones le pasa? Pues que se juega como se entrena, y Leo no entrena como antaño. Porque ganó el cuarto Balón de Oro y fue padre con pocas semanas de diferencia: su misión en el mundo se desplazó. Porque compadreó en el vestuario con dos aspirantes a protagonizar American Pie 5 – A la caza de la milf. Porque ha sufrido golpes terribles como el fallecimiento de Tito o el de Jorge López. Porque su equipo ha pasado de ser un engranaje perfecto en lo táctico y lo mental a ser un equipo de vividores desorientados. Porque Hacienda se empeña en tratarle como a un mortal. Porque su club dejó de ser un equipo de fútbol para convertirse en un lobby con oscuras y variadas ambiciones, ninguna de las cuales pasa por el buen fútbol.

Y por supuesto está ese interrogante, ese precipicio, eso de lo que no hablamos porque sabemos que nunca un grande ha vuelto después de dejarse ir. Piensen ustedes lo que quieran; los que creemos que nuestro paso por este mundo habría sido sencillamente más vacío sin él le queremos aquí: a medio gas, 41 goles y 15 asistencias. A medio gas, las apariciones más extraordinarias que se pueden ver en el planeta fútbol, las mejores sin duda. Y después viene eso otro: sería miserable prescindir de un mito de 27 años cuya historia parece ser una parábola del Evangelio, esa que se llama Del enano que no crecía y acabó poniendo nombre al Estadi Leo Messi. Le debemos tanto que da hasta vergüenza abrir debates sobre su continuidad. 

Lo peor del asunto es que aquí hemos hablado del pasado y del futuro. Nos queda lo peor, el presente. Ha llegado la hora de perder con Leo. Tenemos que aprender; no sabíamos, no nos dejó. Pero consuélense, de tarde en tarde, volverá La Bestia. Eso nos queda: se llama fútbol y mide 169 centímetros.

22 Comentarios

  1. admin

    17 julio, 2014 at 22:18

    Y añadiré: fue asombroso y terrible no verle llorar la derrota.

    • gonzny

      18 julio, 2014 at 15:56

      El sabía que no estaba. Los genios lo saben siempre.

      El mano a mano con Courtois de cuartos lo explica todo. No era el Messi que él mismo conocía y que no paraba ni Dios cuando se iba en carrera. Y lo tenía en mente.

      Por eso no lloraba. Porque pasó lo que era normal que pasara.

  2. Nuñito de la Calzada

    18 julio, 2014 at 7:54

    L’amo de la Caverna on fire. Es trobava a faltar molt, a pesar que el text, més que rearmar, acaba d’enfonsar-nos en la misèria. Snif…

  3. Nuñito de la Calzada

    18 julio, 2014 at 7:57

    A veure si açò ajuda a recuperar-nos: https://pbs.twimg.com/media/BsvbJ9fCUAEJcMB.jpg

  4. Juan

    18 julio, 2014 at 9:40

    Va a volver

    Leo va a volver.

    • marc

      18 julio, 2014 at 10:04

      Jo encara confio.

  5. Rodaballo

    18 julio, 2014 at 13:55

    Podria ser que aquest any veièssim un mitg camp amb Rackitic-Rafinha-Iniesta molt interessant. Putser necessiten més d’una temporada per a funcionar bé. Putser Messi seria el 4º mitgcampista jogant de lliure, darrera de 3 delanters no obsessionats per donar-li l’ultima passada.

    Putser Mascherano podria fer de Keita. Tal vegada podriem fitxar un central i esperar que Bartra continui millorant. Ves a saber si Alba es recuperarà i donarà la talla. En canvi, jo apostaria que veurem molt a Montoya per la dreta.

    Si l’intuició no em falla, crec que Iron Man no serà pas gaire de riure gracietes a segons qui. Ja m’enteneu. Jo el que espero és que sigui capaç de fer-los entendre que partim de cero, que la panxa no està plena i tot això.

  6. Joan De La Cosa

    18 julio, 2014 at 17:03

    “sabemos que nunca un grande ha vuelto después de dejarse ir”…
    Esperem que sigui el primer en fer-ho !
    No vull tenir 1 orgasme cada 10 partits quan abans en tena 10 a cada partit.
    No vull veure’l arrossegar-se pel camp i no marxar ni de Marcelo.
    No vull un “vago” al nostre equip, encara que sigui ELL.
    O torna, o fora !!! Perquè si no torna arribarem lluny però perdrem i no vull més mel als llavis sense tastar-la.
    No vull acostumar-me a perdre.

  7. Romerito

    20 julio, 2014 at 9:35

    Recordem tots l’últim partit del Geni abans de fer-se “Home” i baixar a la terra. Apunteu-ho a les vostres Biblies de l’Església Messianica.
    Partit Barça-PSG, 10 d’Abril 2013, Tito Vilanova i Carlo Ancelotti a les banquetes Messi lesionat a Paris, no surt de titular, 2-2 a l’anada i ara gol de Pastore al minut 50. Aquella energia especial de partit de Champions entre setmana (no era el Levante ni el Madrid estava a 12 punts) fa que hi hagi un run-run a l’estadi. Ep, quan surt Messi TOT el partit canvia. Hi ha una màgia especial, cada vegada que toca la bola SE SAP que passarà alguna cosa. I sí al minut 70, una jugada (espectacular) seva porta a l’empat. 1-1, es passa l’eliminatòria i després a jugar contra el Bayern … A partir de llavors, tots coneixeu la història: això no ha tornat a passar més.

    • admin

      20 julio, 2014 at 22:06

      Discrepo: aquest any va donar-nos el darrer potet de “eau de gloire” al Bernabéu en el 3-4 amb una assistència, tres gols i la passada meravellosa a Neymar en el penal.

      Per cert: l’entrada d’aquell partit va ser publicada aquí però és l’única de la història del blog que ha desaparegut misteriosament.

  8. Romerito

    21 julio, 2014 at 16:19

    És possible. El “Model” (o la “cultura de l’esforç” si vols) ja anava de baixada i aquell dia (només aquell dia, com bé dius) alguna cosa va despertar. La “cosa” va fer que, a partir de llavors, aquell partit es convertís en la referència, en el “amb Messi tot és possible”, un miratge que us va perseguir fins a final de temporada. Però Godot ja no va tornar a aparèixer .. ni a Maracaná.
    Més que el “fogonazo” de Chamartín, el partit del PSG va ser la última estació.

  9. Rodaballo

    23 julio, 2014 at 12:57

    Es de traca. No me puedo creer que Iron Man haya pedido a un lateral reconvertido en central. Acabará haciendo bueno a Piqué. Al tiempo.

    • gonzny

      23 julio, 2014 at 16:51

      La única etapa buena que ha tenido Piqué la ha tenido jugando al lado de un lateral treintañero reconvertido en central.

      • Rodaballo

        23 julio, 2014 at 16:58

        touché

  10. Nuñito de la Calzada

    23 julio, 2014 at 14:43

    20 m, 31 anys, 4 anys de contracte, l’any passat 8 m de clàusula, fumador, historial de lesions… Que no siga central és el menor dels problemes. Encara estic en estat de xoc…

  11. Nuñito de la Calzada

    23 julio, 2014 at 15:07

    I que conste que, com a lateral al València em semblava molt interessant i bastant millor que Alba.

    • Rodaballo

      24 julio, 2014 at 11:11

      A mí també m’ho sembla. Maltrat fer-ne conya putser funciona al Barça. Ara, millor no parlar del preu, però és que això tampoc és culpa del jugador.

      Trobo a faltar al Sr. Tolstoi per aquest forat.

  12. admin

    26 julio, 2014 at 9:29

    Un tio gran fins l’últim gol.

    http://www.youtube.com/watch?v=4Lz3TwgwI9s

    • gonzny

      26 julio, 2014 at 21:22

      No dices nada de la estrella azulgrana del partido con dos goles y una asistencia.

  13. Rodaballo

    16 agosto, 2014 at 17:55

    No somos los únicos que pensamos lo que pensamos.

    http://www.am14.net/que-le-pasa-messi-12839/

    ¿o qué?