Cruyffistas

Canículas y cosas que no cuadran

4 agosto , 2014

Muchos se han desayunado hoy con unas frases de Bartomeu en que admite, ¡genio!, que podría ser que el caso Neymar haya perjudicado la imagen del club. Uno echa la vista atrás y se pregunta cómo es posible que ese señor, que por lo demás tiene cara de buena persona y afable sonrisa, siga siendo el presidente del Barça. No le votaron y era el número dos de Rosell, que consiguió envilecer el relato del club desde la cumbre de 2011 a la vergüenza del último año. Y si se fijan, el tío aparece en todas las fotos y en todos los contratos que acabaron con el Ungido. 

Pero sin embargo, ahí sigue, en su cargo, tranquilo y al frente del club. La cosa sorprende: sobrevivió a la derrota en Mestalla contra La Banda en la final de Copa, sobrevivió a la impotencia de la Champions y también al naufragio, en casa, en la última jornada de Liga. El via crucis judicial que sufre el club por el asunto Neymar tampoco le arrastró. Y salió indemne cuando se marcharon un entrenador y un jugador -Tata y Sex- que tan bien explicaban lo que es para esta directiva el fútbol. Nada hubiera encajado mejor que ese tercer adiós para alegrarnos el verano.

Pero el tío sobrevive y los supervivientes siempre han sido gente peligrosa y merecedora de toda sospecha. 

Procedamos, pues, a fijarnos en los que tuvieron al neonuñismo al borde del precipicio y no movieron un dedo cuando bastaba con medio meñique para acabar con la pesadilla. Benedito, ya lo sabrán ustedes, lleva años de road movie pateándose las peñas. Es un tuitero activo y a veces usa esos 140 caracteres para morder. Eso sí, llegado el momento, poco ha hecho por forzar la caída del régimen. Respetable: es bello alargar una precandidatura cuando uno sospecha que difícilmente ganará. Y Laporta, poquita cosa. Cuentan que no tiene decidida la reconquista del club, que la cosa tiene costes personales que no sabe si quiere volver a asumir. Respetable también: él, al menos, ya se arriesgó en su día y llevó al club a lo más alto; sufrió lo suyo. Por lo demás, tampoco Cruyff ha dicho “este tío es un vergüenzo” y Guardiola bastante tiene con su propio presidente. A algunos nos llama la atención que tras tantos años de guerra de guerrillas, tras tantos litros de veneno  y tanta inquina por parte de los que estaban en el poder, en el momento clave nadie les diera un empujoncito. 

Y uno piensa que tal vez hayan llegado a pactos, que tal vez las movidas judiciales entre unos y otros haya tenido algo que ver en esta súbita paz. Tal vez.

Pero como suben las canículas y mataríamos por un buen chaparrón y se nos deshidrata el cerebro, uno piensa aún otro poco y concluye que es raro que el gran fichaje del verano no hayan sido un par de centrales, hasta las abuelas más desdentadas saben que eran necesarios, ni tampoco un sustituto de Xavi, que aparecía como segunda prioridad en una plantilla desequilibrada. No: el fichaje del verano ha sido Suárez, delantero, que viene a mejorar lo que parecía inmejorable, dado que ya tenemos en esa parte del campo al mejor del mundo y a uno que tiene muchos números para serlo, además de Alexis y Pedro, que parecían dignos complementos. Ha sido Suárez y por una morterada que no pudimos abaratar ni con la broma de la sanción. Fue Suárez, a quien representa Pere Guardiola, hermano de su hermano y colaborador de otro insigne cruyffista como es Jaume Roures. Ésa fue la apuesta del Barça, de esta directiva tan nocivamente anticruyffista: ahí fueron los 81 millones. Insisto: uno mira a Bartomeu de presidente y siente que aquí hay algo que no cuadra. 

Pero como les digo, serán las canículas y esta extraordinaria combinación de cervezas, vino tinto, tequila, gintónic y gimlets y aquella cosa maravillosa llamada combinado Pepe. Vivan las canículas, pues, vivan el vino y ese tridente, y viva nuestra eterna inocencia. 

9 Comentarios

  1. admin

    4 agosto, 2014 at 20:39

    Sé que están ustedes muy por la labor de “Es cosa de Luis Enrique”. Hablaremos de ello llegado el momento. Por lo demás, sepan disculpar mi infinita vagancia pero me tomaré unos días de blog.

  2. admin

    5 agosto, 2014 at 13:24

    Aquí, l’explicació de per què cal comprar diaris i passar dels blogueros. Enorme l’amic Llimós explicant el que li ha passat a Messi en els darrers mesos.

    http://www.ara.cat/premium/esports/No-vull-nou-Ronaldinho_0_1187881256.html

  3. Nuñito de la Calzada

    7 agosto, 2014 at 11:30

    Que el pecat de la peresa no siga l’únic de l’estiu.

    Per cert, ja tenim Lopetegui 2 a casa. Bravo! I recordem que Ironman continua posant Piqué de teòric titular. Una més d’eixes i li perdré la fe. Sense ànim de ser pessimista, no oblidem que amb ell al filial jugava un tal Saúl, fenomen inexplicable per a tots els qui seguíem el B.

  4. Bous al carrer

    8 agosto, 2014 at 16:12

    -Lázaro, engañado me has. Juraré yo a Dios que has tú comido las uvas tres a tres.
    -No comí -dije yo-; mas ¿porqué sospecháis eso?
    Respondió el sagacísimo ciego:
    -¿Sabes en qué veo que las comiste tres a tres? En que comía yo dos a dos y callabas.

    Lazarillo de Tormes. Anónimo. Año 1554.

  5. gonzny

    9 agosto, 2014 at 18:23

    • Rodaballo

      10 agosto, 2014 at 10:13

      Por ejemplo, a mí se me había escapado. Desde luego… ¡qué encanto de muchacho! Hay equipos con suerte.

  6. Kurono

    24 agosto, 2014 at 4:34

    Si bien se gana con la salida de Alexis (un jugador que nunca llegará a ser el que todos esperábamos porque parece que nunca pule sus horribles defectos como perder balones, cero desborde, nulo regate, etc.), ya se fueron 81 millones en un DELANTERO, cuando no era algo de primer lugar.

    Faltaban al menos dos centrales contrastados y el bartomeu y el zubi traen a dos tipos que se lesionan con el aire, Mathieu y Vermeleen; no ficharon a un sustituto a Xavi y para terminar de echar sal a la herida, no se sacudieron de esas dos viejas glorias que ya no van a dar más noches de alegría; uno es Xavi y el otro es Alves, que ahora dice que no se le aprecia lo suficiente, que jeta, se le ha pagado todo su salario y su rendimiento es cada día peor.

    Sigue Piqué, un tipo que no vale ya, y mientras las salidas de Cesc y Alexis eran necesarias para reducir los salarios (ambas decepciones salían a poco más de 13 millones anuales), no se que cojones tienen en la cabeza con seguir manteniendo al vividor de Pedro, que no vale nada.

    Y ahí tiro una piedra que algunos me van a criticar: Andrés Iniesta para mí es absolutamente transferible. Porque en el caso casi nirvanesco donde se ficha a un buen lateral diestro y el tal Vermeleen no se lesiona, Xavi y Alves aun podrían sumar como suplentes; a Iniesta lo veo como un lastre, ya que a sus 29 años trota más lento que Xavi con 34 y no suma ni goles, ni asistencias, ni jugadas de peligro. Y cobra casi 22 brutos por año, una barbaridad.

    ¿Cuando volverá Laporta? Se le extraña mucho.

    • Kurono

      24 agosto, 2014 at 4:43

      Me autocito, pero creo que Luis Enrique no se comerá los turrones, como dicen allá en España. Es un tipo que tiene pinta de tipo duro, pero lo cierto es que en el equipo mandará más Xavi, Iniesta, Messi y Piqué que él, mientras Alves y Neymar anden a su bola. ¡Qué desperdicio de talento y fútbol por seguir manteniendo al neo-nuñismo! ¿Por qué no hay pancartas en contra de estos inútiles? ¿O es que el “soci” que gusta a rosandro y huestes sólo son siervos palmeros que todas las gracias se las rien?

    • admin

      24 agosto, 2014 at 10:04

      Amigo, es verdad que Iniesta está peleado con las estadísticas, pero no trota, no. Su cambio de ritmo es tremendo y este año vuelve a su posición después del exilio como extremo por culpa del Sexismo.