Ecos

Oráculo

3 octubre , 2014

El encuentro fortuito con Oráculo se produce a las 11.00 horas de un jueves cualquiera. Ubicación, Gran Via, esquina Casanova. Oráculo viene de andar 15 kilómetros y explica, risueño, que ha sufrido cinco operaciones de corazón en los últimos tiempos. Su perra ya murió hace tiempo; él se encuentra “bien” e insiste en sus 15 kilómetros. No sorprende tanto optimismo en quien durante más de dos décadas hacía las veces de preparador físico y recuperador de lesiones en el sacrosanto vestuario del Camp Nou. Centenares de músculos, ligamentos y hasta el peroné de peronés sanaron en sus manos. 

Con Oráculo uno se puede permitir, tras tres preguntas de cortesía, ser directo. ¿Haremos algo este año? Oráculo no necesita drogas alucinógenas ni augurios ornitológicos para responder. Tuerce el gesto.

¿No irá bien?, le insiste su interlocutor. 

Mig any, encara. Després ja no

Oráculo se apiada del interrogante con que se encuentra y se explica: 

-El Luis… No dic que no sigui bon noi. És molt bon noi. Però mana molt. Molt i només ell!

Oráculo hace aquí un gesto de rigor militar para acompañar lo que quiere decir. Piensa un poco más y añade algo: 

La sort que té és que té un equip jove. Si no fossin tan joves, ja estaria fora

Uno preguntaría mucho más, pero en ese momento, alehop, Oráculo se despide educadamente. Minutos después, hojeando distraídamente el Sport, aparece la temida pieza: una página dedicada a las reiteradas suplencias de Piqué, con un faldón en que el diario se sorprende que a pesar de la mayor altura de Piqué sobre Mascherano, el técnico apostara por este último para el partido de París, cuando de todos es sabido que con Piqué en el campo jamás una jugada a balón parado acabó en gol al Barça. Al día siguiente, es Xavi quien avisa que está para ser titular. 

Y en la retina reaparece el gracioso gesto militar de Oráculo, se rememora la languidez del Tata, resuena el nombre de Totti. En algún lugar, un Oráculo marcha sonriente en pleno maratón.

7 Comentarios

  1. admin

    3 octubre, 2014 at 9:57

  2. Rodaballo

    3 octubre, 2014 at 13:59

    Quines ganes d’amargar-me un divendres, escolti.

  3. joan

    4 octubre, 2014 at 0:08

    Si Messi està bé, la lliga és nostra. A Europa però, cal una mica més, cal controlar el centre del camp. I el partit de Rakitic l’altre dia va ser força preocupant. La confluència coetània i astral de Xavi i Iniesta al mateix camp i al mateix equip no la veurem mai més. Cal fer alguna cosa amb el sistema. Si no es té la possessió el Busquets està venut.

    Això si Messi està bé, que la temporada és llarga i poden passar moltes coses… judicis inclosos.

    • admin

      8 octubre, 2014 at 15:17

      Agree. I no pateixi per Rakitic, va sobrat i mossega com un boig.

  4. LucaBrasi

    6 octubre, 2014 at 12:34

    Joer… menudo lunes estimado Admin… Oráculo presagiando un año de transición y guerra-civilismo… La banda haciendo gala de pegada con los de Bibo… Brehme limpiando urinarios… Que apocalíptico oiga!!
    Dicho esto, y puestos a recordar a Totti… me quedo con su gran “vi ho purgato ancora” a la hinchada lazial:

    http://www.youtube.com/watch?v=BCkLjDROeW0

    • admin

      8 octubre, 2014 at 15:16

      Brutal documento: gallina de piel.

  5. Desde los madriles

    6 octubre, 2014 at 16:04

    Pues ayer volviendo a casa por la noche, escuchando el carro de goles del Madrid en el coche, pensaba yo que es lo que pasaría este año para no ganar la liga.

    Y se me encasquilló en la mente la parábola de la envidia de Cain y Abel, y como los menos capacitados siempre tienen algún sistema para que los más capacitados acaben pareciendo “asesinos” ante la masa social.

    Esperemos que Lucho no caiga en la trampa.