Champions

Porno duro

12 marzo , 2015

Existe en el fútbol un triángulo que amenaza a todo cuanto amamos de nuestro mundo. Lo forman las satrapías de los petrodólares, el universo Mendes y el neodesarrollismo de Florentino Pérez. Este triángulo, a base de millones, millones y más millones (y de un sistema de competición que blinda a los poderosos) contraataca un año tras otro, reapareciendo como una hidra de mil cabezas, con caras nuevas y estrellas nuevas pero idénticas ganas de joder. 

Cuesta describir el placer y las danzas y el jolgorio que produce la eliminación de esta gente, cuatro malvados mal contados: City, PSG, La Banda y el inevitable Chelsea. Lo de anoche bien vale por varios años de eliminaciones injustas. Un equipo de Mourinho, con sus centrales altos, laterales legionarios, músculo en todas las líneas, mediapuntas superclase, delanteros fornidos y la cosa Sex ahí metida. ¡Me haces daño, me haces daño, más, más! Tan bello y poético es verles eliminados en su propio estadio, jugando noventa minutos ante 10 y con el árbitro a favor que ya hemos superado el interruptus de la víspera, cuando el Schalke acojonó a todo un campeón de Europa.

Las lecciones son muchas: Mourinho con expulsiones a favor. Mourinho con el marcador de cara. Mourinho en su campo y sin excusas. En la misma cara de lelo de esa persona llamada Abramovich. Con un Sex desaparecido. ¡He oído a tu madre, sigue, sigue! Dios santo, con dos goles de córner y mientras el Bayern, en el otro partido de la noche, le hace siete a otro juguete de un magnate. Por si fuera poco, el propio PSG llegará a cuartos con la autoestima por las nubes pero con un par de colmillos menos.

Hay algo curioso en todo esto. No resulta difícil pensar en cómo Sex encajaría el resultado de anoche. Cochazo, cena en un reservado por varios centenares de libras. ¿Qué es eso, qué vas a hacer? ¡No entra, dale más fuerte! Unos tuits, unos whatsapps, unas risas. Postre bien calórico, cubatita, sonrisa a las eslavas de la mesa de al lado, y pa casa pensando en si lleva calcetines negros o azules. O en la noche de Mourinho. Después de la rueda de prensa, profundos nubarrones sobre su persona. A él sí le jode perder. Ya ni recuerda la última vez que ganó una Champions y seguramente sí sabe que sus dos últimos equipos tuvieron que esperar a que él se pirara para poder levantarla. Sospecha que hasta el analfabeto de Abramovich, que igual sí entiende de algún deporte con renos y trineos, ha pillado por fin que es un impostor. ¡Mírame a los ojos, MÍRAME A LOS OJOS! Sin salir del coche, ya en el garaje de casa, llama a Mendes. ¿A quién atracamos ahora? Florentino no cuela, el Chelsea, en fin, el del PSG lo habrá visto todo. Noche negra, noche de amor.

Dijo no sé que tío cursi que cuando una flor se abre, es primavera en todo el mundo. Nah. Sólo después de un buen polvo uno puede permitirse versos así. Buscas el mechero, enciendes el piti y entonces te sale: cuando un Chelsea se va a la mierda, quítate la ropa o te la arranco yo a mordiscos.

13 Comentarios

  1. Diego

    12 marzo, 2015 at 12:53

    Creo que es el post más sucio de los que te recuerdo xD, lástima lo del Madrid porque sino ya te imagino haciendo eso de ahorcarte con una cuerda al borde de la eyaculación.

    • admin

      12 marzo, 2015 at 17:10

      Joder, tanta publicidad de alargar pollas ha acabado por surtir efecto.

      • Rodaballo

        12 marzo, 2015 at 17:49

        Tiene vd un problema con el spam. Pero bendito spam, que de manera aleatoria nos permite recordar maravillosos rincones profundos de este agujero.

        Muy buena entrada esta última.

      • gonzny

        13 marzo, 2015 at 2:30

        Estás desatao. Y se te nota. Y me alegro.

        Pero entre el Chelsea y el Madrit estuvo tu Inter querido.

        Y no quiero entrar en detalles de palmar en casa contra diez, que se me encienden los aspersores del jardín.

        • xevi007

          13 marzo, 2015 at 14:26

          Benvolgut Gozny, contra el inter amb 10 tius ( expulsió de Motta ) varem guanyar 1-0, si donen el gol de Bojan 2-0 i a la final.

          Al menys nosaltres varem guanyar aquell dia…Mou i el seu Chelsea ni aixo…

          De bon rotllo eh !!!

  2. marc

    12 marzo, 2015 at 21:07

    A la mà últimament. Llàstima que Casillas es va recordar de parar al final del partit.

  3. Nuñito de la Calzada

    12 marzo, 2015 at 21:24

    Totalment amb desacord amb la correcció que ha fet l’amo de la Caverna: “un bien polvo” de l’original era un finíssim homenatge cruyffista.

    Gran entrada, per variar.

    • admin

      13 marzo, 2015 at 17:56

      Agraeixo l’atenta lectura i demano perdó.

  4. Nuñito de la Calzada

    13 marzo, 2015 at 21:37

    • Rodaballo

      13 marzo, 2015 at 22:42

      què és el que li passa sempre a aquesta dona? Va tan untanda com sembla? és malaltís lo d’aquesta tia. Em sembla el cas més flagrant.

  5. Nuñito de la Calzada

    14 marzo, 2015 at 8:04

    Jo crec que és l’aire que li té a Sánchez Camacho, que no la deixa viure feliç.

  6. Kurono

    18 marzo, 2015 at 15:07

    Mourinho se está volviendo obsoleto, su fútbol del siglo XXII (a comparación del del West Ham, que a duras penas puede mantenerse en la Premier) ya no sorprende a un grande, sus tácticas no pasan a la historia porque nunca las tuvo, su hipocresía está a la vista de todos: Ahora dijo que la clave fue que el Qatar Saint-Germain se quedó con 10, cuando a él le pasaba eso, andaba clamando por conspiraciones anti-Mou y demás mierdas. Con el señor racista John Terry, un exfutbolista que aun se arrastra por Europa, os laterales que sólo valen para correr, Ramires, Williams y demás trotones troncos a precio millonario. Como le jodió al ruso y al Mourinho este fiasco.

    Otro caso, Sex, el hombre que luego de enero no se sabe nada de él. Ya le pasaba en sus últimos tiempos del Losernal, toda su etapa en el Barcelona fue así. Y continúa en ese estado de 4 meses bien, 4 meses mal.

    PD: Otro que fue eliminado fue el Losernal de Pedo-Wenger junto a mAlexis Sánchez, otro tipo con buena prensa que en los momentos determinantes no justifica los 40 millones que se pagaron por él. Una lástima que el chileno no aprende nunca a corregir sus errores, porque este si tiene motivación. Pero entre sus porpias carencias y sus impresentables piscinazos que terminaron fastidiando a la grada del Camp Nou (y esperen a que en Inglaterra se aburran de eso), el tipo no madura. Y tiene 26 años.