Clásico

Por qué perderemos el sábado

18 noviembre , 2015

Disculpen el exabrupto, pero así es. Son ya unas pocas décadas de personarnos en el Bernabéu con todo tipo de intuiciones, cábalas, cálculos y demenciales sueños de soborno. Los años dejaron un poso, y el poso dice que palmamos. A continuación, los porqués:

  • El Clásico lo gana el más necesitado. Y es el Barça quien llega tres puntos arriba, el Barça quien se pondría con seis de ventaja y la vuelta en casa.
  • Si algo hemos aprendido de La Banda es que no está hecha para la estética ni para la armonía. Y vean cómo llega: con Cristiano rajando de Benítez, el equipo jugando de forma hórrida y siendo incapaz de liderar la Liga a pesar del flojo inicio del Barça y de sus lesiones. Añadamos a ello una cierta sensación de lucha de víboras entre James, Bales, Ramos y compañía. Pero es La Banda, un equipo cuya principal estrella en los últimos 50 años ha sido un tío de las limitaciones de Raúl, señor raquítico que levantó tres Champions por el sencillo sistema de desearlo mucho. Es ahí, en el feísmo y el mal rollo y el escudo y la Guardia Civil y los córners donde fundamentará La Banda su victoria.
  • Tampoco habría que desdeñar el factor hambre: La Banda lleva largos meses viendo al Barça celebrando en todos los pósters. El Barça, por contra, vive aún en el Olimpo y sabe que en un mes tiene otro título a tiro; el objetivo en estos primeros meses de Liga la idea no era sentenciar el título, sino evitar quedar descolgados.
  • ¿Les parece este Mandril un equipo que vaya a ganar algo esta temporada, o más bien parece un truño nuñista de los que maquillan el año ganando el Clásico?
  • Habría que recordar que La Bestia comparecerá en el Cuernabéu tras dos meses sin jugar un partido. Poco mejor llegan Iniesta y Rakitic. Y son precisamente estas excusas las que constituyen un camino bien corto a la derrota.

Hasta aquí nuestras razones. Sin embargo, anida dentro nuestro, en algún lugar, una inquietud. ¿Y si ganamos? ¿Qué significaría esa insólita victoria? Tal vez que Servidora no tiene puta idea, o que el fútbol es un lugar extraño. O tal vez sea otra cosa. Tal vez una victoria en el Bernabéu signifique que el Madrid ya no es el Madrid, que El Clásico es un fraude, que en esta era de los prodigios en que reinventamos el fútbol, gozamos del más grande y ganamos cuatro Champions acumulamos aún un último mérito: el de acabar para siempre con La Banda.

9 Comentarios

  1. admin

    18 noviembre, 2015 at 0:41

    Ya lo ven: nos ponemos solemnes e historicistas y obviamos el papel trascendental del Tito Flo en todo ello. Life is a bitch.

  2. Marc

    18 noviembre, 2015 at 9:29

    Tant de bo un gol de Neymar després de dues lambrette i tres canyos mirant al tendido.

  3. Diego

    18 noviembre, 2015 at 14:51

    De todas maneras todos tranquilos, el Oráculo ha hablado así que victoria fácil del Barça.

  4. gonzny

    18 noviembre, 2015 at 20:01

    No es por desviar la atención, pero…

    http://www.mundodeportivo.com/futbol/20151116/30196001970/un-espectador-intenta-golpear-con-el-pene-a-una-asistente-durante-un-partido.html

    Impresionante sobre todo lo descrito en el último párrafo.

  5. Deviss83

    21 noviembre, 2015 at 20:38

    Menos mal que jugaron con hambre en plena hora de la merienda…

    PD: Munir nos evitó una gozada aún mayor!

    • admin

      21 noviembre, 2015 at 22:00

      Munir ya sólo mira desde arriba a gente como Duckadam o Tamudo.

  6. joan

    21 noviembre, 2015 at 21:03

    Són uns irresponsables!! No ho podien deixar en un 1-2? Algun dia faran fora al Florentino i plorarem tots…

    • admin

      21 noviembre, 2015 at 21:59

      Paraula de Déu, us lloem senyor.