Los nuestros

Veinteañeros (IV): El porte

24 agosto , 2016

Sabrán a estas alturas que el principal desembolso acometido por el Barça este verano ha servido para fichar a un futbolista de Mendes que jugaba en un equipo controlado por Mendes. Viendo los actores implicados, resultaba previsible que el atraco fuera completo, y así fue: 35 + 20 millones.

¿Y qué hemos fichado a ese precio? Elegancia y futuro. André Gomes es un volante que disfruta recibiendo y abriendo a bandas, que juega con las dos piernas, que gusta de tirar roscas de interior y exterior en busca de laterales y extremos. También es un tío que goza de algo típicamente culé como es el regate y la humillación del getafismo. Desde luego, queda muy lejos del canon del centrocampista de La Masia, que encarnó Guardiola, y también de la sublimación del modelo, que fue Xavi.

André Gomes es un futbolista al que le gusta demasiado correr como para que a los que nos hemos educado en el cruyffismo no nos pite algo al verle jugar. Es un centrocampista más del gusto de Rijkaard o del propio Luis Enrique, tíos que ya de jugadores ignoraban la triangulación, el juego de posición y el toque y me voy, y prefereían el ‘dame la bola que tiro parriba’. El asunto no nos preocupa: aquí hemos ganado Champions con Deco y Edmilson y sabemos que Rakitic suma mucho en un equipo donde tres pájaros tiene que cubrir la inmensidad del centro del campo.

Hablábamos del porte. De los vídeos de André Gomes (no se molesten, no merecen la pena, a no ser que quieran verle un par de buenos goles en el inframundo de la liga portuguesa o en ejercicios obvios como mearse a Mascherano o forzarle un penalti a Pepe) destaca su elegancia. La cabeza arriba, el peinado impecable, la barbita cuidada. Si ustedes permiten, el bueno de André se presentó con una lección de valorts que a un servidor se le hizo bola. De lo que no se cansa uno es de verle recibir y girar, le asalta a uno el recuerde de esa rareza que es el ballet equino. Es cierto que, en rigor, la elegancia no sirve para nada: recuerden a Bakero o al propio Luis Enrique, grandes ambos, pero verdaderos homenajes vivientes a la fealdad, la ataxia y la descoordinación. Pero somos el Barça, tenemos buen gusto y convendrán no está de más ver jugar al equipo y acordarse de Audrey Hepburn antes que de Arancha Sánchez Vicario.

En fin, ¿qué nos depara este chaval? Les diré que aún no llega a Rakitic. Les diré también que lo de incluir el Balón de Oro en la cláusula suena a chiste hardcore. Lo que sí está claro es que André es un regalo para la mirada, y que buena falta le hacía a ese banquillo un jugador así.

10 Comentarios

  1. admin

    24 agosto, 2016 at 17:55

    Alcácer: ya hablaremos pero en este rincón estamos claramente a favor. ¿Que nos atracan? Cierto, incontestable. Pero es nuestro modo de ser ubercatalanes.

    • Abuwelove

      25 agosto, 2016 at 8:15

      Paco Alcácer mola. Esto es asín.

  2. Douglas Presas

    24 agosto, 2016 at 18:17

    Qué Alcácer ni qué Alcácer. Hay que bancar a Munir. Es canterano y su apellido de aristócrata saudí mola la hostia. El Haddadi. Joder, es envidiable, como la rigidez del flequillo de André.

  3. Diego

    25 agosto, 2016 at 8:24

    Habría que beberse un chupito cada vez que te inventas una palabra, como por ejemplo “ataxia”.

  4. Nuñito de la Calzada

    26 agosto, 2016 at 15:10

    Sol·licitem una entrada sobre Braida. Vaja, la implorem. L’espectacle en la roda de premsa de Cillessen s’ho val, no digueu que no.

  5. Diego

    29 agosto, 2016 at 8:56

    Por cierto ayer muy bien Umtiti no? fue salir él y entrar Masche y no paraban de crear ocasiones los de Bilbao. Parece que las plegarias de este cavernario han dado sus frutos.

  6. Rodaballo

    2 septiembre, 2016 at 8:58

    Si tuviese twitter difundiría como un loco esta maravilla*:

    – (periodista) ¿Algo mejor que marcar al Madrid?
    – (Luis Suárez) Como jugador del Barça no. Pero igual te digo que no hay nada que me dé más pereza que jugar contra el Atlético.

    *fuente: http://www.sport.es/es/noticias/barca/luis-suarez-algunos-vienen-barca-para-ser-estrellas-acaban-estrellados-5333388

  7. Diego

    2 septiembre, 2016 at 9:24

  8. Nuñito de la Calzada

    8 septiembre, 2016 at 8:05

    “Tengo a Messi por el mejor futbolista del mundo, el mejor que he visto en mi vida. Con Messi me ocurre algo extraño. Siento angustia desde el primer día que le vi. Pensé, ¿cuánto me quedará por verle? Quiero verle siempre en acción, que no se vaya nunca. Y eso me produce una angustia que no he sentido con ningún otro jugador”. Santiago Segurola