Los nuestros

Psicofonías

8 diciembre , 2016

Acaba de llegar a la cifra de 300 partidos de azulgrana. Acumula 17 títulos, entre ellos dos Champions en las que jugó como titular. Es un ejemplo de compromiso profesional y de actitud en los entrenos. Es pues, la hora de que La Caverna le rinda un merecido homenaje.

Nuestro recuerdo para don Javier Mascherano empieza en Barjuan, en Gabri, en el crepuscular Puyol, en esa tradición de futbolistas-verruga que no se van de ninguna manera y que siempre acaban rebrotando en algún insospechado lugar del pie o de la alineación. Mascherano es digno sucesor. En su debut, en casa ante el Hércules, hizo una entrada antes del minuto cinco que a muchos nos abochornó: fue un exacto preludio de lo que vendría. Ese día el Barça palmó 0-2 y Mascherano fue sustituido en la media parte.

Desde entonces, el hombre se ha tenido que acostumbrar a su nueva posición, la de central, la que fue degenerando año tras año ante la imposibilidad de comunicarle al Gran Capità Grenyut que sus tiempos de veloz y grácil futbolista habían pasado. Mascherano, en ataque, ya saben ustedes: cero goles en más de 450 horas de fútbol en un equipo como el Barça. Y en defensa es conocido que tiene un único truco: la anticipación muy loca, que le lleva a abandonar su posición una jugada tras otra y que lleva años generando boquetes en el eje de la zaga. Cuando no llega al balón y el rival consigue controlar y girarse, ah, amigos, es entonces cuando nos acordamos del juego de posición de River Plate y de la sabiduría táctica del Liverpool.

Sin embargo, lo que estamos presenciando este año merece capítulo aparte. Del mismo modo que Messi es cada año más omnipotente, la criptonita que lleva Mascherano en las botas sigue mutando y mutando para llegar a su condición actual de bomba H. Para comprender lo que ocurre es bueno contemplar sus hazañas sin volumen e imaginar que en su cabeza resuena una voz que le pide cosas. En efecto, hablamos de psicofonías. Su primer atentado del año así lo indicaba.

Cuando le cae un balón de los cielos y antes de que el tal Ibai se haga con él, Mascherano oye una voz en su cabeza: “¿De qué color son tus gallumbos?”. Desconcertado, dubitativo entre el blanco avejentado, el caqui abuela y el negro machote, marra el despeje y fracasa en el uno contra uno. Paciencia.

La escena, por desgracia, se reptiría poco después en un partido clave ante un rival clave. Al recibir Correa, Masche oyó la voz, fuerte, imperativa, que le decía “¡al suelo, nos disparan!”. El regate, comprenderán, no es de Garrincha, ni de Ronaldinho, pero oiga, ríase usted de Boateng.

El drama, no obstante, seguiría.

Tiene usted detrás a un avión que se llama Vela y lo lógico en un jugador infradotado técnicamente sería reventar el balón bien lejos, alejar el peligro y dar gracias por la noche de potra inmensa que acumula su equipo. Pero en ese momento una voz resuena nítida: “¡Controlas, golpe de cintura y te lo meas, vamos allá, Maradona!” El resultado lo vieron ustedes.

Pero la culminación a sus infamias llegó esta semana: cubres a Ramos en el 90, en el Camp Nou, ante el puto líder destacado y de nuevo la psicofonía. “Estás calvo y hace demasiado que no te afeitas, mira que igual se está viendo el percal en medio mundo”. Con el subidón de adrenalina, hombre al suelo, el primer palo libre, Ramos solo y adiós al partido.

En total, les ahorro el cálculo, son siete puntitos. Y así ha sido durante más de seis temporadas ya.

Feliz cumpleaños y ánimo a todos.

5 Comentarios

  1. admin

    8 diciembre, 2016 at 21:50

    Y ojo, no piensen que la cosa va de camisetas.

    https://www.youtube.com/watch?v=idq44FoS4B4

    Aquí, su mayor éxito como líder de la medular de la albiceleste:

    http://www.sport.es/es/noticias/mundial-futbol/masche-rompi-ano-ultima-jugada-3368576

  2. Pep Soler

    9 diciembre, 2016 at 12:07

    Hace tiempo q dejé de entrar por estos lares y la verdad es q uno se acostumbra rápido, pero hoy he recibido un wassap q supongo me recomendaba esta lesctura. La verdad es q, de entrada,me ha hecho gracia volver y mas cuando se hablaba del jefecito.
    Al terminar de leer tenia dos opciones i finalmente he decidido escribir estas lineas
    Muy sencillo, me he dado cuenta de lo bien q se vive sin la intoxicacion de periodistas como tú, canut y su amigo rubio teñido,bernabeu,poqui,arus i su lesan,noia i vehils,pitu abril i cia.
    Me enganche a tu caverna pq al fin,aunque fuera en un foro,habia alguien q se atrevia a hablar de Carles Puyol,del campechano rexach,Migueli-fuster-Braida,carrasco y de su mentor preso
    Con el tiempo y conforme te iba leyendo, me di cuenta de q no me compensaba,ya no era divertido, demasiada bilis,demasiada falta de respeto,demasiados focos,demasiado ego,demasiada sentencia,demasiado periodismo.
    Créeme q no hay mala intencion en este escrito.
    Te pediria q no me respondieras, tú vas a ganar siempre

    • admin

      9 diciembre, 2016 at 12:32

      Lamento la decepción. Es cierto que hay modos de hablar sin humor ni inquina de fútbol, pero ése, desde luego, no es nuestro estilo. Preferimos la cosa gruesa e irreverente como recordatorio a los curitas y a las gentes de piel fina de que esto es fútbol, no ajedrez.

      Un placer haberle contado entre los lectores ocasionales.

  3. Sergi

    9 diciembre, 2016 at 17:16

    Els que fa anys que pensem que Mascherano no és vàlid per aquest equip som menys que els afiliats a Societat Civil Catalana.
    Cada cop que deixo anar un comentari en contra seva, ai l’as, he d’escoltar infàmies com “si és l’únic que ho dóna tot, mira com es tira pel terra per recuperar la pilota!”… Res a fer.

  4. Rodaballo

    12 diciembre, 2016 at 12:32

    Yo creo que esto lo viene sabiendo el bueno de Javier desde hace años. Él mismo ha confirmado su escaso nivel en más de un final de temporada. Él hizo lo posible para adaptarse, pero el invento le salió al 50%. Sin embargo los entrenadores (todos, desde Pep) no han dejado de usarlo de titular. Cierto es que no había mucho donde tirar, pero recuerden a Bartra. Nunca pensé que el catalán fuese peor que el argetino. El bueno de Javier probablemente es el hombre que más sepa de fútbol en la plantilla. De fútbol y de casi todo (exceptuando fiscalidad, negocios y poker). Creo que eso ha garantizado su presencia constante en el once, pero es obvio que cada vez debería jugar menos o incluso nunca. La temporada pasada fue la menos mala que tal vez realizó en el FBC. Hubiese sido una buena despedida. Pero si algún día no lo tenemos, quién le echará las broncas a Neymar?