Fracasos

La derrota de los frívolos

23 mayo , 2017

¿Qué tiene de anómalo que La Banda se haya llevado el trofeo de la regularidad por segunda vez en nueve años? La pregunta se responde sola: nada en absoluto. Ni en la vida ni en el deporte hay remedio como la abstinencia prolongada para correr ese poco de más, para rebajar el listón en el deslizamiento a la derecha en el Tinder.

Era este Madrid un equipo hambriento a pesar de sus masacres europeas y, visto desde este punto de vista, no habría sido raro que ganaran con 15 puntos de ventaja o que hubieran ganado un par más de Ligas en estos años. Hay un pero: que han sido y siguen siendo peor equipo que el Barça. El debate de los 11 mejores del Barça contra los 11 mejores del Madrid es, a pesar de la decadencia de Iniesta y las lagunas de Rakitic, inexistente: así se vio en los partidos de ida y vuelta, así se saldaron los choques directos. Uno ve a este correoso Madrid y envidia a Ramos, a Marcelo, a Carvajal, a Modric durante algunas fases del año. Hasta ahí: mientras Piqué, Busquets y Messi estén sobre el campo, el Mal cruzará los dedos para seguir evitando a los azulgranas en las eliminatorias.

Pero el caso es que mientras La Banda remontaba en Gijón a lomos de su lujoso banquillo, el Barça fracasaba con suplentes en Coruña o Málaga. ¿Hubo un partido concreto donde el Barça se dejara los tres puntos que le faltaron para ganar otra Liga en que superó a su principal rival ampliamente en el average directo y en el general? Lo hubo. Perdido en las profundidades de septiembre, el Barça perdió en casa ante el Alavés, precisamente el equipo contra el que se jugará la honra en este año desigual.

Hubo aquel día un fallo grosero de Mathieu con 1-1, en efecto, pero hubo también cagadas de muchos otros. En el primer gol del rival, Denis no defendió bien y Mascherano llegó tarde. En el segundo, Aleix Vidal y Mascherano protagonizaron uno de los horrores defensivos del año, que fueron tanto un aviso como una constatación.

En efecto, así como el equipo del Barça barre al Madrí y La Bestia no encuentra rival en nadie que luzca de blanco, el polvo que le ha practicado un banquillo al otro es de impacto. Cuando uno está en el Barça no hay juventud que valga y Denis, André Gomes, Rafinha, Arda, Mascherano, Mathieu, Digne y Alcácer han estado todos ellos muy por debajo de los James, Isco, Morata, Nacho, Pepe, Lucas y Asensio. Vergonzosamente por debajo, a años luz de lo que se espera.

Tiene cojones, en efecto, que la Liga se haya perdido por un montón de tíos que no tenían la excusa del exceso de proteínas en su dieta, y tiene cojones que hayan sido Messi, Piqué, Busquets, Rakitic, Iniesta, Neymar o Suárez los que hayan mostrado más orgullo, más espíritu competitivo y más hambre.

La Liga se ha perdido, en suma, porque palmamos con el Alavés, en Riazor, en la Rosaleda. Se ha perdido porque la vida es una cosa muy seria. Un minuto, un chut a puerta, un error de concentración, pueden desencaenar auténticos desastres. Ya no les cuento una confección de un vestuario, de una junta. No hay decisión dentro del circo demencial del fútbol que después no acabe convirtiéndose en un 1-X-2, que no acabe llegando a ese supuesto escenario de azar que es el césped. Pero no, miren. La vida es cosa seria y guárdense en la vida de rodearse de frívolos, de ponerse en manos de frívolos. Frívolo ha sido Mathieu todo el año, frívolo empezó Aleix Vidal, frívolos los que les ficharon, frívolos los que no advirtieron la decadencia.

Ocurre que el club se ha ido destensando desde hace unos años, sumiéndose en un reino de politiqueos y canapés para alejarse del balón, cada día un milímetro más lejos del fútbol, y otro milímetro, cada día más fiados al talento oceánico de La Bestia y al orgullo de un vestuario irrepetible. Y así fue cómo no pudimos con el Málaga, cómo Mathieu la mandó a Cuenca y cómo entre todos dejamos a Messi sin una Liga que había ganado él solito en los escenarios más difíciles.

En un día como hoy preguten a Rosell por la frivolidad, por la falta de seriedad, por la confianza en que a los elegidos de Dios todo nos irá bien siempre. Si por un momento aflojara esa sonrisa excesiva, les diría que en efecto, la vida iba en serio.

10 Comentarios

  1. admin

    23 mayo, 2017 at 21:55

    Lamento anunciarles que hay un Valverdista a bordo. Próximamente, con las notas y los obituarios, comenzamos a todo poder con la venta de humo.

  2. Nuñito de la Calzada

    24 mayo, 2017 at 8:22

    No tindrem més paraules d’afecte per a l’impol·lut Sandruscu? O el despatxarem amb la finor de l’últim paràgraf? Som cavernaris. Som gent de brega. Volem sang.

    • admin

      31 mayo, 2017 at 10:13

      Tard i malament, però tot arribarà.

  3. Diego

    24 mayo, 2017 at 11:00

    Quizá sea demasiado simple pero la otra lectura es que perdimos por el gol de Ramos en el Camp Nou en el 92. El Barça este año ha hecho 1 punto menos que el año pasado si no me equivoco, así que se puede decir que ha sido igual de regular o irregular.

    • admin

      31 mayo, 2017 at 10:14

      Toda la puta razón. Arda culpable. Mascherano, culpable. Qué raro y sorprendente que el Jefesito sea el único que repite en los dos partidos cruciales: Alavés y el Mal.

  4. Rodaballo

    25 mayo, 2017 at 7:35

    Con Valverde me veo celebrando los córners. Con la complacencia de la garrulada d’animació, claro.

    • Nuñito de la Calzada

      25 mayo, 2017 at 8:08

      De moment diuen que ha demanat Ander Herrera. Si és veritat, ja podem celebrar les tretes de banda i tot.

      Vegem quins arguments té l’amo de la Caverna per a fer-nos militar com a valverdistes… Així de primeres, emoció sota zero.

  5. Desde los madriled

    25 mayo, 2017 at 9:26

    No lo entiendo. Perdone Sr. Albert que invada su rincón cavernario para desahogar mi incomprensión de la raza humana (y en concreto la cule), pero no lo entiendo. No entiendo a qué viene esta autoflagelación del Barça por la pérdida de la liga, cuando la perdida se debe a un robo organizado desde hace 9 meses atrás. ¡Joder que han sido 10 puntos menos por “errores” arbitrales objetivos (http://www.goal.com/es/news/27/laliga-santander/2017/05/21/35718522/as%C3%AD-hubiera-quedado-el-t%C3%ADtulo-de-liga-sin-errores-arbitrales) más otras tantas expulsiones perdonadas, decisiones de comités, Haciendas….! Y 10 puntos en la primera parte de la liga que generan un colchón de confianza en unos y unas cadenas pesadas que arrastrar para otros que ha sido un milagro llegar al tramo final de liga aun compitiendo (https://elreserva.com/futbol/errores-arbitrales-barcelona-real-madrid-3934 ) Pero si solo con los goles erróneamente anulados a Pique contra el Betis y Malaga ya seriamos campeones.

     

    El Barça no ha sido el súper equipo de Cruyff, Guardiola o Luis Enrique, pero ha sido equipo de sobra para ganar esta liga con diferencia. No podemos exigir al Barça que sea absolutamente superior todos los años. A ningún equipo en ningún deporte se le puede pedir. El Madrid con mucho menos equipo gana año tras año. Esto es futbol y el azar y el equipo contrario existe. Pero es un equipo tan regular como las pasadas temporadas (con los datos en la mano) ¿Que el Madrid ha ganado porque ha sido más regular este año? ¡Hombre claro le han echado una mano los árbitros a ser regular cuando flaqueaba! Por no hablar de todos los partidos que ha ganado marcando en los últimos minutos. No se le puede exigir a un equipo que haga 38 partidazos en tensión continua en Liga más otros tantos de Champion (de la Champion no hablo porque ahí sí que ha habido una falta de hambre y de actitud como para reformar el equipo entero. Aparte que sabemos que es una competición en la que la regularidad no importa en absoluto).  

     

    No entiendo como el club, la afición y los medios de comunicación no están exigiendo el VAR para la próxima temporada o la no participación en esta farsa nunca más ¡Se pueden solo imaginar lo que estaría pasando si al Madrid le hubieran robado 10 puntos en la liga de esta forma! Lo siento pero no entiendo esta autoexigencia desmesurada y la cobardía de no acusar a los culpables una vez acabada “la competición”. Esto empieza a parecerse al equipo y afición (entorno en general) apocado que encontró Cruyff en el 90. O empujan todos en la dirección adecuada o esto acaba como la sección de basket. De momento este verano lo vamos a tener muy difícil para fichar y atraer talento. Si a la competencia voraz externa le sumamos la desesperanza injustificada interna, mejor dedicarnos al balonmano. Hay que señalar al culpable (como ya hizo Pique acrecentando su ya maltrecha imagen pública): TEBAS. La lucha esta fuera del campo también (lamentablemente). No entiendo la pasividad a la corrupción del entorno culé.

     

     

    • admin

      31 mayo, 2017 at 10:18

      Presidente, no había tenido ocasión de responderle. Profundamente de acuerdo con sus dos primeros párrafos. En desacuerdo en lo del VAR. Un deporte sin errores arbitrales, menuda mierda. Y en cuanto a atraer talento, si algún imbécil prefiere jugar con Casemiro a hacerlo con Messi, en fin, allá él. Se le saluda y se le agradece su potencia verbal.

      • Desde los madriled

        9 junio, 2017 at 10:27

        Lo de Presidente espero que sea por apoyar a Pique jejeje. No sé Señor Albert, sigo sin entender la pasividad a la injusticia de este país (disculpen por el palabro ;p) en general. Lo del VAR no creo que vaya a solucionarlo todo, pero la liga del Atleti y la de este año ya serian nuestras. Y lo de ganar 8 de las 10 últimas ligas, no pasaría desapercibido ni en China… Actúa localmente y piensa globalmente que decía aquel. Lo que tengo claro, es que el VAR no perjudicaría al Barça en su competición con el Madrid.

         La Champions como saben los ingleses, pueblo civilizado donde los allá, es una competición demasiado sujeta al azar (sorteos, árbitros de países sin cultura futbolística elegidos también por “sorteo”, la UEFA y France football en medio…). Prefiero no dejar mi vida sujeta al “azar”.

        Gracias a usted siempre Sir Albert por su labor insurrecta.