Actitud

  • Latido

    Que debe ser algo así como voler a subir. Ante el Eibar, en un partido triste, el Barça sólo fue el Barça en las gotas de calidad de Busquets y en...

  • Así palmó Zaratrusta

    Que un Sevilla deprimido le llegue cuatro veces al Barça y le haga dos goles no es noticia. Que el nivel de nuestros cinco centrales está a años luz de lo...

  • Alegrones en Balaídos

    Sí, amigos. Para algunos el de esta noche era el planazo de la semana. El planazo blindado y marcado en la agenda. ¡Marchando el bocadillo de truño! A pesar de todo,...

  • Nuestra es la euforia

    Por cuarto año consecutivo arranca el Barça con tres victorias consecutivas y encima lo hace habiendo visitado ya San Mamés y el Calderón, además de quitándose de encima el gafe del...

  • Nueve semanas y media

    Sí, amigos, desnúdense muy a lo loco, que son nueve semanas y media. No sean tímidos ni esperen a la canícula, ni me vengan con el calendario que ya alguien ha...

  • Los números y el aroma

    Ecuador de temporada: momento de echar la vista atrás, agarrar el ábaco, contar las muescas del cabezal de la cama y sacar una conclusión. A saber: que cuando recuerdan Canaletes, deberían...

  • Con Luis Enrique

    Así tenemos que vernos: defendiendo a Luis Enrique. Perdí la simpatía hacia él en tiempos de Serra Ferrer en el banquillo, cuando junto a Guardiola, Sergi y Abelardo hacía las alineaciones....

  • Esa botella olvidada

    “Si és una il·lusió, la tinc profundament arrelada, i gaudeix de la complicitat de la meva visió“.  L’emigrant amateur, Robert Louis Stevenson Ni el verano es momento de ponerse prudentes, ni...

  • La quiero, no la quiero

    Porque no se puede imaginar un club con menos armonía entre dirigentes, técnicos y jugadores. Porque los vestuarios rotos ni ganan ni deberían ganar. Porque el Atlético tiene una cuarta parte...

  • La abuela, que se nos va

    Todos habrán vivido la muerte de alguno de sus mayores. Recordarán ese naufragio a cámara lenta, esas miradas llenas de significado a las que nadie pone palabras, esas siestas cada vez...

« Página anteriorPágina siguiente »