Fracasos

  • La misión

    El pasado verano nos hartamos de oír decir al bueno de Usain Bolt que ya formaba parte de los más grandes de la historia del deporte después de su enésimo oro...

  • La derrota de los frívolos

    ¿Qué tiene de anómalo que La Banda se haya llevado el trofeo de la regularidad por segunda vez en nueve años? La pregunta se responde sola: nada en absoluto. Ni en...

  • Vendetta (y IV): Autopsia

    “Lucky Luciano, que había perdido al mismo tiempo que la vida el pseudónimo de “afortunado”, no fue sometido a ninguna autopsia. Sin embargo, nadie se dejó engañar por aquel supuesto paro...

  • Vendetta (II): Un paseo por la Estupefacción y el Dolor

    “Acribillado por las balas cuando, acompañado por su guardaespaldas Giuseppe Mangano, se dirigía a tomar café al bar habitual, Don Carmelo yacía en el suelo con las piernas y el rostro...

  • Atenas

    “Pero, por lo que he observado en Bélgica y Francia, y por las conversaciones que he mantenido con alemanes y franceses en ambos países y con los prisioneros franceses, belgas y...

  • La duda

    A la espera de que el periodismo haga su trabajo y nos cuente, de una vez, qué cojones ha pasado para convertir la estampida en estampada, hay sobre la mesa una...

  • La verdadera derrota

    Así de mal sabe la derrota, ésta es la textura de la eliminación europea con La Banda aún viva. Qué infame el sabor de la ceniza. Vean los telediarios, surquen la...

  • Bendita masacre

    Bendita la masacre de San Mamés. Bendita porque el partido fue una perfecta parábola de los riesgos que afronta un equipo que viene de ganarlo todo. Y las enseñanzas de esos...

  • 2014: Año del Orco

    En la vida y en el fútbol a veces toca besar el suelo, tragar ceniza, sufrir, llorar, enlutarse y maldecir. A veces toca y ésas son experiencias revigorizantes sin las cuales...

  • Trances

    -No podía perder ese partido. Habría hecho cualquier cosa por ganarlo. Cualquier cosa incluye matar gente.  Dani T., 15.5.14 La otra noche nos dedicamos a la autocompasión, el envilecimiento y la...

Página siguiente »