Neonuñismo

  • Ajax, Cif y un estropajo

    “Que yo recordara, ese salón sólo se usaba en las grandes ocasiones. Ahora, el enorme televisor de mi padre estaba colocado en medio de la estancia, y había puesto enfrente dos...

  • La casa de putas

    Ahora que pujamos con el fútbol chino y que volvemos a fichar tíos porque los quiere el Madrid o por un partido bueno en julio, ahora que la planificación deportiva ha...

  • La eterna adolescencia

    Había un momento mágico en las juntas de compromisarios del rosellismo: los directivos entraban mientras sonaba el himno del Barça; a continuación, Sandro, con mirada grave, pedía un minuto de silencio...

  • La derrota de los frívolos

    ¿Qué tiene de anómalo que La Banda se haya llevado el trofeo de la regularidad por segunda vez en nueve años? La pregunta se responde sola: nada en absoluto. Ni en...

  • El Museu Picasso contra el puto Picasso

    En mayo de 2015, este agujero parió un recibimiento rico en glucosa para dar la bienvenida a Guardiola en su regreso al Camp Nou. Uno podría repetirlo hoy palabra a palabra...

  • 35 kilos

    A uno le gustaría hablar de fichajes y de opiáceos verdaderamente alienadores, pero esta directiva lo pone imposible. Después de cargarle al club sus propios delitos, los presidentes del club presentan...

  • Clubes delincuentes, kleenex pervertidos

    Estarán ya enterados de que los dos legítimos herederos del nuñismo, Rosell y Bartomeu, han decidido endosarle al club sus delitos para exonerar a sus nobles personas de las delictivas chapuzas...

  • Blanqueo VS Resaca (y V): La Lápida

    Ya lo han visto. Hay 25.823 benditos de Dios para los que es más importante la opinión de Sor Llucia Caram que la de Cruyff. De ellos es el club, jódanse...

  • Blanqueo VS Resaca (IV): La solución final

    El Banco Central Europeo y otros reguladores financieros llevan un tiempo dando la barrila con un asunto: según dicen, las entidades que hacen simultáneamente banca de inversión y banca minorista (la...

  • Blanqueo VS Resaca (III): Gerard, el eslabón perdido

    Introito: Ya es lástima que cada vez que hablamos del nuñismo acabemos poniéndonos desagradables. Así pues, vamos allá. Había una vez una fiesta en un piso de Barcelona. Cuentan que varias...

Página siguiente »