• Sensaciones

    Hoy me he despertado ciudadano del mundo y seguramente por eso se me antoja tocarles a ustedes los huevos. Ustedes habrán observado que después de tres partidos flojos (Málaga, Athletic, Olympiakos)...

  • Los nunca vistos (XV): Diego M.

    Eran las 80, una época de fútbol triste, Naranjitos, Recopas, nuñismo creciente, Carrascos y Calderés. A pesar de todo, en algún momento abandonamos el pilla-pilla, los cochecitos y el escondite y...

  • Enchufados

    “Y entonces miras a tu equipo, a tus chicos; cada uno de ellos dándolo todo, al 100%, porque saben que no puedes conectar y luego desconectar; porque saben que el fútbol...

  • El Tema

    Qué hermosa semana nos ha deparado el fútbol para explicar el conflicto político que vive Catalunya y la ruina moral que corre al Barça. El domingo, mientras una caterva de chavalotes...

  • Una derrota total

    Ubicación de superlujo, de última casilla de Monopoly. En pleno paseo de Gràcia. En un día soleado y de promesas. Pero es pisar el inmueble y arreciar un fulminante ataque de...

  • Alguien ha sido malo

    Hay una épica muy viva en la soledad de la trinchera, en la caminata bajo la tormenta y el frío, en el ghetto negro en el país de blancos. Hay un...

  • Ajax, Cif y un estropajo

    “Que yo recordara, ese salón sólo se usaba en las grandes ocasiones. Ahora, el enorme televisor de mi padre estaba colocado en medio de la estancia, y había puesto enfrente dos...

  • Barcelona (Fútbol Club)

    El horror de La Rambla impactó a la ciudad, a sus vecinos, a los que la quieren, a gentes y países de cerca y de lejos. El luto ha alcanzado también...

  • Último tren

    En aquel colegio de curas corría una curiosa leyenda. Se decía que uno de sus más prestigiosos, encumbrados y temidos miembros se había especializado en la luctuosa lid de oficiar los funerales de...

  • Yo vi jugar a Garrincha

    El ruido se apagará, los modos se olvidarán, su padre pasará al cuarto oscuro de los sin nombre y la decepción se perderá. Cuanto todo se amortigüe, nos quedará ese rincón...

Página siguiente »