Blatter rules

Nosotros los locos

14 junio , 2018

Léase con voz solemne y a ser posible con un amigo rongo haciendo ecos y con algún amigo especialmente patilludo puesto a contraluz. Dice así.

Nosotros los locos establecemos la abolición de toda ley y toda norma durante los próximos 32 días. Serán días de poca higiene y mucha roncha, el calor aprieta y más o menos habrá excusa. Semanas de resaca y aliento letal, no me miren mal, no me hagan hablar: los hay que se cepillan cada cuatro años. Días de abrazar extrañas religiones, esos negros quiénes son, y hostia, unos moros, esto debe ser el grupo B. Días de alegrarse por perfectos desconocidos y de forzar la faringe en pronunciaciones imposibles como no lo habías hecho desde tiempos de Don Marcos, al cel sigui, esa u francesa que exigía poner la boca en forma de i. Y ojo que aquí hay que ser concienzudos: está el veloz persa Jahanbakhsh, tres as, ocho consonantes, suena un poco como Johann Sebastian Bach; está la movida coreana, que no es un equipo, es un clan, todos son primos y se llaman igual; ¿sabías que Panamá tiene un hábil extremo derecho llamado Bárcenas?, ¡No jodas, jajajaj pídeme otra caña joder!; el once inicial islandés acumula 22 eshesh, menuda juerga para Mariano; y no hay viaje más acojonante a nuestro estado primitivo que el de recitar la alineación peruana, ahí están Guerrero, Trauco, Farfán, Flores, Tapia, Yotún, Ramos, Cueva, Gallese y nuestro favorito, Advíncula.

Nosotros los locos, no dimitimos estrictamente del trabajo, pero aspiramos a ocultarnos bajo la mesa, ahí nos espera el iPad que el friqui de sistemas nos ha puesto para que podamos ver los partidos en posición fetal y sin atender a una sola minifalda de las que puedan campar por las inmediaciones de nuestro inframundo; nosotros los locos hemos calculado 20 días sin ir a comer a casa, son más de 200 euros en menús, no ha habido cojones a meter los cubatas en la suma, ni las rondas que pagaremos para los chavales, estás en quiebra pero qué cojones, que has esperado cuatro años, súmese a esto la porra del curro, la de los colegas, el Biwenger, el Comunio y el Kick Off de 1956.

Nosotros los locos esperamos como verdaderos heroinómanos que el árbitro pite hoy para que se desencadene la barbarie; habrá violencia en los estadios y en las ciudades, con Tolstoi se extinguieron los rusos civilizados, ahora persiguen gays, derriban aviones comerciales, se alían con Trump y se han hecho indepes catalanes. Pero si lo que pase en el césped es divertido, oh, lo que pasa fuera, con expulsados de las concentraciones, con convoys repletos de trabajadoras del sexo, desmentidos, lágrimas de cocodrilo, cónyuges destrozadas, insultos en Instagram, José María García ha vuelto y la Florentástasis ha llegado hasta Rusia. Sí, lo que le pase a España mola, ahí estamos con Iniesta, y con Busi, y qué bien juega Isco y menuda hostia se meten, pero amics, ojo con México que a los Dos Santos aún se les para y la juerga acaba de empezar.

Nosotros los dementes flipamos con la albiceleste, que es una laguna de chédar, un termotanque de sida y la última trinchera del fraude de Mascherano, nosotros hemos puesto a prueba el cuadro del mundial y nuestra capacidad de soñar y hay CERO POSIBILIDADES de que Messi vuelva a esa final. Pero nosotros los locos sabemos que es fútbol, que nada tiene sentido, que nuestra vida es lo que ocurre en un mes cada cuatro años y que el cataclismo que arranca hoy es lo mejor que ha producido nuestra civilización fallida. Empuñen un embudo, se pongan el diez a la espalda, y a bancar a Messi, boludos, hijosderecontramilputas, porque el mundo se para hoy y nuestro es el manicomio.

One Comment

  1. admin

    14 junio, 2018 at 11:02

    Y sí, comunicarles que este chalao ha perdido una hora de su vida buscando el mejor frame del Mundial de 2014. De momento, agua. Les hago saber que yo sería un grandísimo millonario al servicio de ustedes.