• El cazador miope

    Excitación, rituales y adrenalina. Comidas contundentes, agresividad al volante, súbitos arranques místicos. El Clásico está aquí y el cazador ancestral que llegó a nuestros días de Telepizza y Excel encuentra un...

  • Aquí y ahora

    Resulta triste ver al barcelonismo aferrado al ábaco y al calendario a la hora de valorar las incómodas eliminatorias de Copa del Rey de enero. “Nada, salimos con el B y...

  • 2019, Punk

    Es picar el tió, comer la uva, sufrir los ataques de nostalgia kitsch de estas fechas y mira por dónde, acordarnos de que nuestro intrascendente paso por este mundo es cosa...

  • La mitad mala

    “Y todos esos que cuando llegué eran sólo rostros sin sentido o contenido, y de quienes sólo había registrado la edad y constitución, más o menos como si fueran animales, un...

  • La belleza en el Wanda

    Pues como la inteligencia militar, ya saben. Qué desespero y qué negación de la vida el planteamiento de Simeone, con esa plantilla, con esos futbolistas. Qué asombroso ver al estadio vibrando...

  • El enemigo

    Los rostros colorados y rugosos de aquellos campesinos del Jura ostentaban la huella del insomnio, de pensamientos de muerte, de rechazo y de vergüenza contra los cuales no se puede luchar....

  • Los nunca vistos (XVI). Raúl P.

    Se secaba a fondo. De pie sobre las chancletas mojadas, se ponía calzoncillos y camiseta. Ya sobre las bambas, se aplicaba la toalla a los pies. Calcetín, bamba. Calcetín, bamba. Y...

  • Planetario alivio

    Tú por aquí. El de los amuletos y las bolas térmicas. El de la brujería. El que lesiona a la estrella del rival en la final de la Champions. El que...

  • Educar en valores

    Sin La Bestia, con cuatro puntos de ventaja y en octubre. Cuesta imaginar un marco menos estimulante para recibir al Mal CF en el Camp Nou. Siendo así la cosa, conviene...

  • Ecche homos

    Recuento random con escaso esfuerzo neuronal: en un mes, Cristiano es acusado de violación, dos internacionales rusos acaban una juerga hostiando a todo quisqui, Ronaldinho, nuestro Ronaldinho, abraza la extrema derecha...

Página siguiente »