Liga

Risas y angustias

29 abril , 2015

-¿Y quién es “La Bestia”, señor Shudo?

-La Bestia es mi polla.

-¿Ve a su polla como un ser independiente de usted? ¿Como algo o alguien unido a su cuerpo pero capaz de actuar y hablar por su cuenta?

-Sí. La Bestia es La Bestia.

Perfidia, James Ellroy.

Sí, amigos, tenemos la noche fálica y queríamos alegrarles el sprint con este hallazgo literario. Nos pareció apropiado en plena recta final, cuando los equipos ya no arrancan sino que galopan, cuando se determina el cuajo verdadero de cada plantilla y la fe y el hambre de unos y otros. Reciente aún la avalancha al Getafe, hemos tenido ocasión de contemplar a La Banda. Ay, La Banda.

Ya lo saben, sin Modric vuelven a ser aquel engendro que decide en las áreas, poco más o menos que el monumento al feísmo que les convirtió en Campeones de Europa de Córners ahora hace un año. Lo más estimulante fue sin duda contemplar la enorme angustia con que afrontan estos últimos metros. ¿Vieron a CR Agonías? Acabó el partido con una decena de remates, dudó durante unos segundos si atribuirse un gol enque no era suyo, hasta se lamentó con su habitual falta de estilo por el gol del Cono. La Banda está sufriendo. La Banda, presunto mejor equipo de todos los tiempos en noviembre, ha descendido a su realidad: Illarra, amigos. Chicharito. Centrales y chutadores. Sufrimiento. Gente con insomnio que piensa en las agallas de Suárez y las fintas de Neymar.

Para La Banda, ese hatajo de gente angustiada, va el fragmento de Ellroy. Seguro les ayuda y consuela la presencia cercana, amenazadora y palpitante de La Bestia Parda en todo su esplendor. Feliz sprint, chavales.

2 Comentarios

  1. Desde los madriles

    4 mayo, 2015 at 9:10

    Que pasa aquí Don Albert! Queremos movimiento, tensión, sangre…. Este año no vamos a aplaudir a los que vienen a nuestro campo a robarnos títulos.

    Sangreeeeeeeeeeeeeee!!!!!!!!!!!! De Pep, de Pique, de la Directiva…. De quien sea pero queremos saciarnos de sangreeeeeeeee!!!!!!!!!

  2. Rodaballo

    4 mayo, 2015 at 9:38

    muy de Abelardo aquí también.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*