4-3-3

Lo irrefutable

6 noviembre , 2013

L’obra de Pep supera amb escreix l’espectacular xifra de 14 títols aconseguits sobre 19 de disputats en quatre temporades. Amb Pep Guardiola a la banqueta, el Barça ha consolidat un model de joc que ha revolucionat el futbol contemporani. Al llarg d’aquests anys, el Barça ha blindat un relat esportiu que integra conceptes com el joc de possessió, la creativitat, la combinació constant o la velocitat a través de la pilota“.

Editorial Barça (revista oficial del club), junio de 2012.

No hace tanto el discurso del club situaba el juego por encima de los títulos. Era otra época, se guardaban las apariencias: la directiva reprimía su pulsión nuñista y sus ganas de decir ” elBar-sa-lo-na“, con esas cinco sílabas. Pero 16 meses son una eternidad y hoy nos parece normal que el principal vocero de la junta escinda resultados y juego. Ya lo vieron: apareció Piqué, con bigote y tricornio, y proclamó que aquí se ha ganado mucho y que todo el mundo al suelo.  

Es complicado explicarle nada a un postadolescente millonario que está más cerca de Paris Hilton que del soci de barra de bar. En disculpa de Piqué diremos que no hay peor escuela que la del triunfo total y prematuro. Pero en su lenguaje, el de la victoria, sí podríamos recordarle que en nuestro pasado no todo es gloria y que por eso aprendimos de las contadas ocasiones en que alcanzamos la cima. Ocurrió sólo en 1992, 2006, 2009 y 2011, y se nos grabó a fuego en la memoria que sólo alcanzamos la cúspide cuando jugamos mejor que nadie. En otras latitudes más primitivas esta afirmación podría sorprender, pero en nuestra casa, con nuestra historia, ésa es una obviedad que da pereza discutir.

Ocurre que cuando uno niega una verdad irrefutable abre la puerta a todo tipo de posibilidades asombrosas: Piqué pide silencio porque hemos ganado más que La Banda; se hace evidente que para él nada de lo ocurrido a. P. (antes de Piqué) tiene ningún interés -y verán cuando Núñez caiga en eso, disgustazo-. Además, la cuestión revela cierta estrechez de alma: mi vecino vive en un piso de 35 metros cuadrados, yo en uno de 40, felicidad, jolgorio y que corra el whisky DYC.

 La cosa tiene otras resonancias. Arrinconar el juego y devaluar el cómo nos lleva a pensar que para Rosell, Piqué y su gente valen lo mismo la explosión de fútbol de la final de Champions de 2011 que el horripilante triunfo del Chelsea de Bosingwa un año después. Les daba igual ganar con el trepidante espectáculo coral del equipo de Guardiola que a base de hostias y contraataques. Es triste. Hagan una pequeña prueba y sean honestos: quítenle al Barça el gusto por el balón, las combinaciones, los extremos y el primer toque y verán como les es totalmente indiferente acudir al Camp Nou que al Municipal de Ipurúa o al Mercedes-Benz Arena. 

El asunto tiene otros matices inquietantes: el abecé del fútbol es que siempre se pierde mucho más de lo que se gana. ¿Dónde estarán los barcelonistas de la cultura del ganar como sea cuando no lleguen los títulos? Porque aquí hemos aprendido a lo largo de lustros siniestros que  las derrotas duran más que las victorias y que a la intemperie sólo nos abriga la conciencia de ser distintos, de mimar el balón, la estética, algún sentido del espectáculo.

Y disculpen que me ponga trascendente, pero en la negación de este modelo habita algo oscuro, un canto a la mediocridad, la incivilización y el regreso a la cueva. Y algo peor: cierta negación de toda belleza y toda poesía en nuestro mundo.

9 Comentarios

  1. Tu Terapia

    6 noviembre, 2013 at 9:43

    Sí, muy trascendente. Te responderé con un vídeo terapia:
    http://www.youtube.com/watch?v=ShGH_3DFmk4

    y atentos a 0:50, aparece un aquabike muy actual…

  2. Marc

    6 noviembre, 2013 at 10:02

    Clar que no té ni idea de què passa quan estàs 3 anys en blanc: l’últim cop estava fent un Erasmus a Manchester. Que aquest també ens va trair, com Sex.

  3. Rodaballo

    6 noviembre, 2013 at 10:53

    ¿Alguien tan infantil como yo considera que todo esto es falso, que lo están haciendo para despistar y esta temporada, después, en lugar del bajón de Febrero el equipo volverá a jugar para los dioses porque van a estar frescos?

    • Pep

      6 noviembre, 2013 at 13:22

      Ni de conya.

  4. XaRoP

    6 noviembre, 2013 at 16:07

    Es el problema d’estar tan ben acostumats durant anys que si no és caviar beluga o xampany Moët ja no ens agrada res…
    Entenc que el Beluga i el Moët ja no tornaran i ens hem d’acontentar amb foie i vi banc del bo.

  5. Nuñito de la Calzada

    6 noviembre, 2013 at 16:43

    Gran, Albert! En el mateix paquet podríem incloure també les declaracions d’Alves, el Jefesito o Pedro. I sobre la transcendència, els barcelonistes o som transcendents o no som res. Convindria que no ho oblidaren la Junta ni el cavall de Troia que tenim d’entrenador (i que ara veu pel·lis de guerra i juga com Clemente).

  6. Tolstoi

    6 noviembre, 2013 at 17:33

    Lo primero querido Albert felicitarte nuevamente por tu excelente artículo. Lo segundo comentarle a Don Diego que leer a Jürgen Klopp al pie de la letra es desconocer al personaje, al coach – showman (Sin descartar que desde la final de Wembley del 2011, el Barça ha ganado 5-0 y más, aburriendo a las ovejas en innumerables ocasiones). Por otro lado los hechos valen más que las palabras! Y cualquiera que haya “disfrutado” del Borussia de Klopp, sabe que juega como el Ajax de Van Gaal o el Barça de los tres primeros años de Guardiola. Vive en el campo contrario, robándole la cartera allí al rival, y entonces hilvana la jugada desde la posesión pero con vertiginosidad, como si el campo estuviera inclinado hacia la portería rival, y empiezan a caer los latigazos, agarra a su rival por la pechera y jugando al primer toque, con triangulaciones machaca a su rival al cual no le dura el balón ni 5 segundos, verles jugar en la Bundesliga es orgásmico. Eso es lo que creo que quiero yo y todos los culés, la circulación a mil por hora del balón, la presión sin descanso, tres estiletes mortales como eran Eto’o, Henry y Messi ese primer año magnifico, rematando sin cesar, como una magnum amartillada por Harry el sucio! Porque se quejan los Pique, Alves, Pedrito, etc… y el “empelado del mes” desbarra. El “empleado del mes” porque solo le interesa ganar, ni estilo, ni juego, ni gaitas, es un empleado, un entrenador sin grandeza de equipo de segunda, vive de los resultados. Y lo jugadores se quejan y sacan presuntos galones porque, llevan toda su vida en el futbol y saben que para que el Barça vuelva a funcionar y nos haga disfrutar, hace falta una limpieza, es decir que alguien les haga hacer las maletas a la mayoría y traiga sabia nueva. Y estar en el Barça aunque sea de superpaquetazo como Pedro, es la lotería más grande que le puede tocar a un jugador. ……RESPECTO A TODO LO DEMAS CONSIDERO QUE JÜRGEN KLOPP DEBERIA SER ENTRENADOR DEL BARÇA!!!

    • Diego

      7 noviembre, 2013 at 10:16

      Amigo Tolstoi a mi también me gustan Klopp y el Borussia, pero habría que preguntarse si es recíproco, si a Klopp le gusta el Barça, y por sus declaraciones se entiende que no. Igual no he leído entre líneas pero no veo exactamente qué otra cosa puede significar “si hubiera visto un partido del Barça de Guardiola con 4 años, habría sido tenista”.

      Por cierto, si se descuida se queda fuera de la fase de grupos, ahora mismo lo tienen mejor Nápoles y Arsenal.

      • Tolstoi

        7 noviembre, 2013 at 12:21

        Amigo Diego! Cuando se anunció que Guardiola iba a ser el nuevo entrenador del Bayer, Klopp que es un “coach” salió diciendo que el seria el Mourinho de Guardiola en la Bundesliga. El Bayer es el principal rival del Borussia en la Bundesliga, y la presencia de Guardiola les da un alito moral increíble. Klopp ataca a Guardiola y todo lo que tenga que ver con Guardiola con el objetivo de reforzar la moral de los suyos y atacar la moral del contrario. Pero realmente usted se cree que si un club con la repercusión mundial, la capacidad del Barça (Amen de los emulentos a percibir como técnico) llama a Klopp, este va a decirle que no???? Por otro lado fíjese lo poco que le gusta el Barça de Guardiola, que cuando Götze ficho por el Bayern a finales de la temporada pasada, salio defendiendo al jugador, diciendo que Götze quería jugar con “Pep” y que eso era una aspiración natural y compresible (solo le faltó decir que él también quería jugar con Pep). El equipo este año no esta tan fino, pero es normal, se les ha ido el puntal “Götze”, y los otros puntales del equipo Lewansdoski, Reus, Hummel y Gündoran están negociando su futuro, cuando no lo tienen ya cerrado, juegan en el Dortmund, pero tienen la cabeza en otro lado, si a esto le sumas que por juventud e inexperiencia aún les cuesta jugar al máximo nivel dos veces por semana (por eso el año pasado sacrificaron la liga y la copa), pues ya tienes las claves del bajón del Borussia. Algo que nunca le sucedería a Klopp con una plantilla Barça acostumbrada a jugar dos veces por semana, y con jugadores que no estarían distraídos con irse a otra parte!